Son muchos los conductores que alguna vez se han formulado esta cuestión pensando en que la respuesta fuera afirmativa

 

En caso de tener un siniestro, son muchas las dudas que aparecen respecto a qué personas están protegidas por la póliza ya que no todos los conductores que se encuentran al volante en el momento del accidente están cubiertos. Son muchos los mitos y creencias acerca del tema; es por eso que a continuación queremos informarte de las reglas que las compañías aseguradoras aplican en la mayoría de seguros de coche.

 

En primer lugar, en el contrato de seguro del auto constan diferentes figuras jurídicas que pueden estar o no representadas por personas distintas. Encontramos:

  • El tomador del seguro, también conocido como contratante. Esta persona es quien contrata el seguro, es decir, a nombre de quien figura la póliza y quien paga la prima.

  • El beneficiario es el individuo que en caso de siniestro recibiría la indemnización.

  • El asegurado conductor (principal u ocasional) es la persona a quien el seguro protege ya que está legalmente habilitada para poder conducirlo. Son los individuos que con mayor (principal) o menor (ocasional) frecuencia harán uso del vehículo con lo que están expuestos al riesgo de sufrir un siniestro en cualquier momento. Aunque el conductor tenga muchos años de experiencia al volante, es importante que esté incluido en la póliza.

 

A continuación, comentaremos algunos de los casos particulares a tener presentes.

Los conductores con experiencia y edad. Aunque cada compañía aseguradora tiene cierta libertad a la hora de configurar las características de sus pólizas, son muchas las ocasiones en las que además de los conductores que figuran como tal en la póliza,  también están cubiertos en caso de sufrir un siniestro, aquellos individuos que cumplan con unos requisitos preestablecidos en cuanto a edad y/o antigüedad del carnet de conducir.

 

Los hijos. Llega un día en que tus hijos se acaban de sacan el permiso de conducir y quieren ponerse al volante del coche familiar. Es necesario notificar a la compañía aseguradora que éstos van a ser nuevos conductores del vehículo ya que deben constar como conductor principal o secundario, dependiendo del uso que le den al vehículo, en la seguro de coche.

 

Los conductores en coches de alquiler. Es necesario que el conductor sea quien conste como tal en el contrato que se firma al inicio del alquiler. Si se conoce la posibilidad de que varias personas conduzcan el coche durante el periodo de vigencia del contrato, será necesario comunicarlo a la compañía con el fin de ampliar la cobertura del seguro. Este trámite acostumbra a suponer un coste adicional; cuantas más personas figuren como conductoras, más riesgo las compañías aseguradoras, con lo que el precio de la póliza aumenta.

 

Los conductores esporádicos. Dependiendo de las cláusulas del contrato que se tengan, así como de las características del individuo, el conductor esporádico puede estar o no cubierto. Hay aseguradoras que piden que el conductor esporádico sea mayor de 25, 26, 27 o 30 años, o que sea de mayor edad que el conductor habitual. Otras, piden que la antigüedad de su carnet sea de dos años o que se tenga el carnet de conducir desde hace más tiempo que el conductor principal. Así pues, es necesario leer minuciosamente los requisitos del contrato de la póliza que se tiene contratada. 

 

Antes de ponerte al volante de un vehículo, comprueba las condiciones de su seguro y en caso de tener dudas, ponte en contacto con tu agente para que te informe. Recuerda que la prevención al volante es muy importante.