Cuando una persona decide embarcarse en la aventura de emprender una nueva empresa y hacerse autónomo surgen muchas dudas. Una de ellas es sobre los seguros que debe tener contratado. En Allianz te aclaramos cuáles son obligatorios y cuáles no.

 

En España no hay muchos seguros obligatorios, los únicos que son necesarios a nivel general son los de vehículos: seguro de coche, seguro de moto, seguro de ciclomotor, seguro de furgoneta, etc. sin estos seguros no se puede circular.

 

Si eres empresario, hay otros seguros que es posible que se te pidan para ejercer tu actividad profesional. Si tienes empleados a tu cargo, estos deberán tener un seguro de accidentes colectivo, si tu empresa tiene vehículos a tu su nombre, estos deberán tener al menos el seguro a terceros y en función de a qué sector te dediques es posible que también tengas que tener contratado un seguro específico para poder ejercer.

 

Por lo general, son los profesionales de la salud los que suelen estar obligados a tener contratado un seguro de responsabilidad civil. Este tipo de seguros son los que protegerán a terceras personas de las decisiones que tomes y de tu actividad profesional, en general, son seguros para proteger a los pacientes. Algunas de las profesiones en las que es obligatorio contratar este tipo de seguros son las de: psicólogo, odontólogo, psiquiatra, veterinario, etc.

 

Otro de los seguros que es obligatorio contratar si tienes tu propia empresa de construcción es el seguro decenal. Este tipo de seguros protegerá tus construcciones durante diez años por los posibles problemas estructurales que puedan surgir.

 

Independientemente de los seguros que son obligatorios para un profesional, hay algunos que son opcionales pero que pueden facilitar la vida a un freelance o que le pueden proporcionar mayor tranquilidad a él, a su familia y a sus ingresos. Por esa razón desde Allianz, te sugerimos que revises los siguientes seguros por si hay alguno que encaje con tu actividad profesional:

 

Protección Autónomos. Con este seguro no solo tendrás cobertura en caso de que no puedas trabajar por enfermedad, invalidez u hospitalización sino que tendrás acceso a ventajas exclusivas y descuentos en muchísimos tratamientos médicos. Es la perfecta combinación entre un seguro de vida y un seguro médico.

Seguro de Jubilación. Tener un producto que te garantice un capital al final de tu periodo laboral es una tranquilidad teniendo en cuenta lo difícil que lo tienen los autónomos para ahorrar para ese momento. Los Planes de Previsión Asegurada de Allianz te ayudarán en este aspecto.

Seguro de Accidentes. En caso de sufrir algún accidente que te impida desarrollar tu actividad profesional, te permitirá cobrar una prima mensual (previamente pactada) que te ayudará a no quedarte sin ingresos mientras dure este periodo de inactividad.

Seguro de Vida. Para proteger a tu familia y que pueda seguir teniendo ingreso incluso cuando tú no puedas seguir trabajando en la empresa. Con este seguro tus seres queridos recibirán una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez.

 

Estar bien protegido cuando se tiene un negocio propio es muy importante, por eso te recomendamos que si estás interesado en alguno de estos seguros, contactes con algunos de nuestros asesores para ampliar información.