A lo largo de la geografía mundial, encontramos islas paradisíacas, playas de película y pueblos culturalmente ricos cautivadores repletos de propuestas culturales, de ocio y gastronómicas

 

Encontrar el destino exótico que mejor se adapta a tus necesidades y a las de tus acompañantes entre miles de ubicaciones cada vez es más complicado debido al aumento de la oferta que desde el sector turístico se nos presenta. De ahí que a continuación, te damos información de seis destinos exóticos que puedes emprender durante tus vacaciones en función no únicamente de tus gustos sino también de tus ahorros.  

 

En primer lugar, en caso de tener un presupuesto ajustado te recomendamos que elijas Cuba o Filipinas como viaje para tus vacaciones exóticas.  

Cuba. Gracias al acercamiento del país con EEUU ha aumentado la confianza de muchos que antes no se atrevían a visitarlo. Desde La Habana y el Malecón hasta los Cayos del Caribe y los pueblos coloniales, Cuba es un destino que no dejará de sorprenderte. Su cultura, su gente, su clima perfecto y su gran patrimonio arquitectónico, paisajístico y artístico lo convierten en una de las elecciones turísticas más concurridas del Caribe.

 

Filipinas. Recientemente, debido al aumento de las posibilidades de conexión con aerolíneas, Filipinas es uno de los lugares exóticos más elegidos para los amantes de la naturaleza y en especial de la vida marina y el submarinismo. Playas paradisíacas, arrozales y cascadas en un entorno virgen configuran el paisaje del país insular formado por más de siete mil islas.

 

En segundo lugar, para presupuestos más holgados, te aconsejamos las Islas Griegas e Islandia.

Islas Griegas. Formadas por distintos archipiélagos, las Islas Griegas están constituidas por un total de más de dos mil islas, de las que sólo 200 constan como habitadas. En ellas, el azul y el blanco aparecen como únicos protagonistas junto con las aguas cristalinas, el arte occidental, las costumbres y la mitología. Destacan como destinos preferidos por los visitantes en medio del mar Egeo, Santorini y Mykonos.

 

Islandia. En el noroeste europeo encontramos un paraíso natural mágico, un país que ofrece un amplio abanico de opciones para aquel que lo visita. Islandia es el país con una menor densidad de población de toda Europa lleno de volcanes, glaciares y parques naturales ideal para visitar en familia y con niños. Es recomendable viajar al país en verano ya que el clima es templado con días cada vez más largos hasta el solsticio. 

 

Finalmente, en caso de tener un presupuesto ilimitado, Bali o Tailandia pueden ser tus destinaciones elegidas.

Bali. La isla de Indonesia es un paraíso tropical característico por sus playas exóticas donde las aguas cálidas y cristalinas toman todo el protagonismo. Aunque pueda parecer pequeña, geográficamente hablando, ya que se puede recorrer en coche en un solo día, encontramos muchas propuestas diferentes a emprender en ella; desde visitar amplias plantaciones de arroz hasta tumbarse en las playas de arena blanca, disfrutar de espectáculos de danza típicos de su cultura, visitar templos religiosos o practicar surf.

 

Tailandia. En el continente asiático, encontramos Tailandia, una combinación de arquitectura, paisajes marítimos únicos y una de las gastronomías más sofisticadas del planeta. En un entorno de naturaleza desbordante encontramos playas paradisiacas junto con montañas y valles vírgenes. Además, su majestuosa capital Bangkok, así como sus templos budistas no decepcionan a quien los visita. 

 

Elijas la destinación que elijas no olvides contratar un seguro de viaje para disfrutar de tus vacaciones con total seguridad. Nuestros asesores te ayudaran a elegir la cobertura que mejor se adapte a las características de tu destinación.