Seguro Decenal de Daños a la Edificación para Autónomos Allianz - Ventajas

Por ley, se exige que todas las edificaciones que tengan como uso principal el de la vivienda (excepto el autopromotor individual de única vivienda unifamiliar para uso propio), tenga un Seguro Decenal de Daños a la Edificación.

 

Por eso, si eres un promotor o un constructor, al contratar el seguro decenal de daños a la edificación, tú y los sucesivos adquirentes de la vivienda, quedarán protegidos ante cualquier daño que puedan causar los defectos que afecten a la resistencia mecánica o estabilidad del edificio durante diez años para los daños causados por daños que afecten a la cimentación, las vigas, los forjados, y los que comprometan la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.

 

Además de las coberturas básicas y las garantías opcionales que puedes contratar con Allianz Decenal, podrás disfrutar de más ventajas adicionales: 

Se puede emitir un contrato decenal para aquellas edificaciones que por ley tienen que tener un seguro decenal pero también para aquellas obras que no son obligatorias por ley. 

Está pensado para el promotor/propietario de la obra, los contratistas o las entidades financieras.

Las coberturas de la póliza se transmitirán a los sucesivos adquirientes del edificio o de partes del mismo, sin ser necesaria la emisión de un suplemento indicando el nuevo propietario.