Allianz Bodegas te ofrece una Cobertura Básica, que te cubrirá de todos los siguientes riesgos a los que puedes estar sometido como causa de:

  • Incendio, Explosión y Caída de Rayo
  • Gastos Derivados
  • Acción del Agua
  • Fenómenos atmosféricos y riesgos complementarios
  • Reposición y puesta en orden de archivos
  • Reparación estética
  • Rotura de Cristales
  • Fenómenos Eléctricos
  • Avería de equipos electrónicos
  • Rotura de Maquinaria
  • Bienes refrigerados
  • Derrame de mercancía
  • Robo

Además, puedes complementar tu seguro añadiendo otras coberturas a tu póliza. Las coberturas opcionales que puedes contratar:

  • Incendio de vehículos en reposo
  • Lucro Cesante
  • Responsabilidad Civil


Los tres conceptos que tienes que tener claros antes de ver qué coberturas son las que más te interesan para incluir en tu seguro de bodega y contratarlo, son:

  • Edificación: es el conjunto de construcciones principales y accesorias que conforman tu bodega, incluyendo todas sus instalaciones, las obras de reforma. Puedes incluir las pavimentaciones, siempre que su valor sea menor al 25% de la edificación.
  • Ajuar: es todo el mobiliario, maquinaria, depósitos, etc. necesarios para realizar la actividad de tu bodega.
  • Mercancías: es el conjunto de la materia prima, los envases, los embalajes y el resto de elementos necesarios que te permiten la elaboración y comercialización del producto terminado.