Los seguros de ahorro tienen diferentes modalidades para que puedas escoger la que mejor se adapta a tus necesidades y en función del tipo de ahorrador que seas. Estas son las ventajas de las que te puedes beneficiar con cada modalidad:

Ventajas Fiscales del Seguro de Ahorro Allianz Ahorro Capital

Allianz Ahorro Capital tributa en el IRPF como Rendimientos de Capital Mobiliario, incorporándose dentro de la Base del Ahorro y tributando al:

  • 19,5% si suman hasta 6.000 euros.
  • 22% si suman desde 6.000 hasta 50.000 euros.
  • 27% si superan los 250.000 euros.
 


Ventajas Fiscales del Seguro de Ahorro Allianz Ahorro Capital PIAS

Con Allianz Ahorro Capital PIAS los rendimientos generados hasta el momento de la prestación estarán exentos de tributación, si cumples los siguientes requisitos:

  • Aportaciones anuales máximas: 8.000 euros a todos los  productos PIAS que puedas tener 
  • Suma máxima del conjunto de aportaciones acumuladas de 240.000 euros a todos los  productos PIAS que puedas tener
  • La primera prima aportada (no rescatada) tiene que tener al menos 5 años.
  • Recibir el capital acumulado en forma de disposiciones de por vida.

Si optas por cobrar la póliza en forma de capital, la diferencia entre el ahorro percibido y las primas abonadas se considerarán rendimiento del capital mobiliario en el IRPF, con lo que se le aplicará la retención a cuenta del impuesto fijada por ley. 

En caso de que decidas recibir tus ahorros de forma periódica pero temporal, nuestros expertos asesores te explicaran los beneficios fiscales que puedes obtener. 

 

Ventajas Fiscales del Seguro de Ahorro Allianz Ahorro Capital SIALP

Con Allianz Ahorro Capital SIALP*, los rendimientos del capital invertido tienen las máximas ventajas fiscales. Puedes beneficiarte de la exención total del rendimiento generado.

Podrás acceder a las ventajas fiscales anteriormente descritas si tu plan de ahorro cumple con los siguientes requisitos:

  • Aportación anual máxima: 5.000 euros/año
  • Duración mínima del contrato: 5 años
  • No haber realizado ninguna disposición anticipada del saldo
  • Cobrar la totalidad de la prestación en forma de capital

En caso de que no se cumplan alguno de estos requisitos, la fiscalidad de asemeja a cualquier otro producto de ahorro:

  • Si decides cobrar la póliza en forma de capital, la diferencia entre el ahorro percibido y las primas abonadas se considerarán rendimiento del capital mobiliario en el IRPF, con lo que se le aplicará la retención a cuenta del impuesto fijada por ley.
  • En caso de que decidas recibir tus ahorros de forma periódica, temporal o vitalicia, nuestros expertos asesores te explicaran los beneficios fiscales que puedes obtener. 

*La ventaja fiscal propia del producto SIALP no procede para los contribuyentes a los que aplique la normativa foral del País Vasco.