A medida que vamos creciendo, se hace necesaria una educación financiera adecuada que nos permita tomar decisiones informadas y bien pensadas en torno a nuestras finanzas personales. Actualmente hay suficiente información en internet para que seas autodidacta en este aspecto, así que te frecemos un par de recomendaciones para que empieces a investigar sobre aspectos financieros que puedas usar a tu favor en tu día a día.

 

Hay quienes creen que las inversiones están disponibles solo para grandes empresarios o personas con altos ingresos, cuando la realidad es que el mundo de las inversiones está abierto a cualquiera que quiera aprender a invertir su dinero. Tomemos como ejemplo los seguros de planificación financiera, que te permiten orientarte acerca de cómo empezar a invertir tu dinero o cómo lograr que los intereses jueguen a tu favor a la hora de hacer crecer tu riqueza. 
 
No obstante, para llegar al punto de considerar invertir como forma de hacer crecer los ahorros, es necesario habernos preocupado por tener una buena educación financiera que nos permita ampliar nuestros conocimientos sobre mercados y economía en general. Esto es vital para poder tomar decisiones bien informadas y pensadas, teniendo en cuenta las tendencias económicas del momento, sobre todo cuando nos enfrentamos a situaciones como la compra de una casa o de un coche nuevo.
 

Razones por las que te será útil tener una buena educación financiera

  • La expectativa de vida ha aumentado, por lo tanto los fondos que debemos recaudar para costearnos nuestros años de jubilación deben cubrir un tiempo más prolongado que el de nuestros padres y el de las generaciones anteriores en general. 
  • Es importante la educación financiera para no caer en las deudas tramposas que representan las tarjetas de crédito, las tasas de interés, los diferentes tipos de hipotecas que hay y cualquier otro factor que implique un gasto extra para ti. 
  • También es importante evaluar las opciones que ofrecen las compañías de servicios financieros como las aseguradoras, entre otros. Muchas de ellas ofrecen verdaderas ventajas que hay que saber evaluar y separar del resto de servicios que pueden representar más un gasto que un ahorro. 
 
Educación financiera autogestionada
 
Actualmente internet brinda una cantidad enorme de información de la cual hacer uso para educarnos financieramente, mediante el seguimiento de analistas económicos y especialistas en general. Suscribirnos a revistas temáticas o simplemente seguir los artículos que aparecen en prensa acerca de este tema puede marcar una gran diferencia en nuestra manera de entender y aplicar las finanzas. 
 
  • Mantente lo más informado posible, pues de ello depende la asertividad de las decisiones que tomes. No solo las revistas o los medios de comunicación escritos son útiles: también existen podcasts, videos de YouTube y programas de radio dedicados al tema.
  • Intenta desarrollar buenos hábitos financieros como, mantener una cuenta de ahorros y vigilar tus gastos mensuales.
  • Los planes financieros también resultan muy útiles para educarnos con respecto a cómo invertimos nuestro dinero.