preparar la habitación del bebé

 

20/04/2019La preparación de la habitación de un bebé es una tarea tan enriquecedora como compleja en la que hay que tener en cuenta multitud de factores.

 

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre supone una auténtica revolución. Y no solo porque cambien los ritmos del día a día, sobre todo, en los primeros meses de vida, sino porque implica toda una transformación de los espacios. Pañales, chupetes, toallitas, cremas y un sinfín de elementos más se cuelan en el paisaje habitual de la casa y, en consecuencia, las necesidades y pertenencias del pequeño recién llegado reclaman su lugar en el ecosistema familiar. 
 
¿Cuándo preparar la habitación del bebé? ¿Qué elementos serán ahora imprescindibles para la seguridad en el hogar? ¿Dónde ubicar el dormitorio del bebé? ¿Debes cambiar la decoración de la habitación en cuestión? Aunque estas preguntas son más frecuentes entre los padres primerizos, cualquiera que esté esperando un nuevo retoño deberá resolverlas y tener preparado el dormitorio del bebé antes de que el torrente de la paternidad imponga sus ritmos.
 
 

Cuándo preparar la habitación del bebé

Es una de las dudas más habituales y, sin embargo, la respuesta no es tan sencilla. Hay quienes, embriagados por la emoción de la recién conocida paternidad, deciden poner a punto la habitación del bebé antes, incluso, de que las primeras señales físicas inviten a pensar en un embarazo. Otros, no obstante, prefieren mantener el estado original de la vivienda el máximo tiempo posible antes de sumergirse de lleno en el universo paterno filial.
 
Ninguna de las dos posiciones es buena ni mala. De hecho, cada uno tiene sus tiempos a la hora de aclimatarse a la llegada de un nuevo miembro a la familia. Eso sí, si la tarea de preparar el dormitorio del bebé implica grandes reformas y reparaciones, conviene no demorar demasiado el inicio de las labores. Pintar, poner a punto la instalación eléctrica… Los últimos meses, sobre todo para las futuras madres, siempre son más incómodos incluso si delegas la tarea en profesionales, por lo que una buena manera de hacerlo con calma es establecer un calendario e ir avanzando en la preparación de la habitación del bebé al tiempo que se acerca su nacimiento. 
 
 

Dormitorio del bebé: la decoración de la habitación

La casa es un espacio vivo que, con el tiempo, debe reinventarse para dar respuesta a las necesidades de cada momento. Una reforma en la cocina para mejorar su funcionalidad, cambiar la bañera por una ducha para propiciar la accesibilidad, sustituir las ventanas con el fin de mejorar la eficiencia energética de la vivienda… Hay multitud de ejemplos que evidencian esa versatilidad de los espacios y la llegada de un bebé brinda buena parte de ellos. 
 
¿Cómo abordar el proceso de decoración de la habitación de un bebé? ¿Qué elementos son imprescindibles en su dormitorio? Como cualquier otra estancia de la casa estará sujeta a los cambios que impone el paso del tiempo pero, en la práctica, existen ciertas consideraciones que puedes tener presentes a la hora de preparar la habitación del bebé:
 
Mobiliario adaptado: Los muebles son un capítulo esencial a la hora de preparar el dormitorio de un bebé. Cuna, cambiador, bañera… Sobre todo durante los primeros meses de vida, los niños tienen unas necesidades muy particulares y es importante que hagas acopio de un mobiliario adaptado a las mismas que te permita desempeñar tu papel de padre o madre con facilidad.
 
Apostar por diseños versátiles, personalizarlos e, incluso, buscar piezas que puedan reconvertirse en muebles que aprovechar a medio plazo te ayudará a minimizar el impacto de la inversión al tiempo que imprimir un carácter especial a la decoración de la habitación.
 
 
Organización: Cestos, cajones, organizadores, colgadores… Todos ellos serán tus mejores aliados cuando estrenes paternidad y es que, tener la habitación del bebé (y todas sus pertenencias) en perfecto estado de revista te facilitará el día a día. ¿Tienes un hueco desaprovechado en el dormitorio del bebé? Tal vez haya llegado el momento de hacer ese armario a medida que tenías en mente y aprovechar al máximo todo el espacio disponible.
 
 
Inspiración infantil: Más allá de la funcionalidad, la decoración de la habitación abre ante ti un universo de posibilidades. La infancia inspira ternura y, en consecuencia, no está de más dejar volar tu imaginación a la hora de preparar la habitación de tu bebé. ¿Qué tal pintar las paredes con un mural de cuento? ¿Por qué no incorporar una iluminación capaz de adaptarse a los distintos momentos del día?
 
 
Seguridad en el hogar
Aunque durante sus primeros meses de vida atender a tu bebé concentrará buena parte de tus energías, conforme vaya creciendo deberás centrar tu atención en cuestiones como la seguridad en el hogar. Hasta los seis meses, por ejemplo, la decoración de la habitación responderá, básicamente, a criterios de funcionalidad: una distribución apropiada, muebles adaptados… Pero cuando tu pequeño empiece a dar sus primeros pasos deberás incorporar al paisaje doméstico elementos tales como barreras de seguridad, protector de esquinas para bebés en el mobiliario, protectores de enchufes para bebés… 
 
Una vez comiencen a ser independientes, procura facilitar su movilidad, crear espacios de juego, retirar productos peligrosos de su alcance y, cómo no, cualquier objeto que, más allá de terminar roto en mil pedazos, pueda suponer una amenaza para su integridad.
 
¿Ya tienes claro por dónde empezar a preparar la habitación de tu bebé? Pide presupuesto gratis a los expertos de Repair4U ¡y deja la tarea en manos de los mejores profesionales!