5 hábitos para cuidar nuestra salud mental

09/05/2022
Hábitos para cuidar tu salud mental

Las enfermedades de salud mental son el mal silencio de nuestra época, principalmente porque no siempre se ven reflejadas en la apariencia física de quienes la sufren. Una persona que padece de depresión (por mencionar la enfermedad más común de todas) no siempre encaja en la imagen que tenemos de dicha enfermedad, por lo que es posible pasar por alto las señales de alerta.

Con todo esto en el panorama, es normal que la salud mental sea un tema bastante discutido por estos días. Si conversamos con amigos o conocidos, se repite el patrón de buscar ayuda psicológica y la necesidad de tomar conciencia sobre la importancia de cuidar de nuestra mente tanto como podemos llegar a cuidar de nuestro cuerpo. Si algo de esto resuena contigo, te será bastante útil desarrollar hábitos saludables orientados a adquirir las herramientas necesarias para la gestión de nuestras emociones.

Cada vez son más los adeptos a esta disciplina milenaria que combina técnicas de meditación con movimientos corporales que retan la movilidad y flexibilidad de cualquiera. Su popularidad no es gratuita, pues a través de su práctica constante es posible obtener beneficios muy interesantes para el cuerpo pero, sobre todo, para la mente: reduce el estrés y la ansiedad, mejora la calidad del sueño, fortalece los músculos y articulaciones, mejora la flexibilidad, alivia molestias posturales, mejora la respiración… La dummy práctica de yoga y meditación es una aliada de oro a la hora de cuidar de tu salud mental.
Aunque se trate de un término anglosajón que viene del sustantivo journal (diario), esta práctica cada vez más extendida consiste en llevar un registro escrito (preferiblemente a mano) de nuestros deseos, anhelos, objetivos, metas, sentimientos y cualquier otra cosa que consideremos importante o que esté ocupando espacio mental. Esto nos permite hacer un drenaje diario de los sentimientos y favorece la gestión de emociones, algunas personas incluso lo consideran una forma de meditación.
El movimiento corporal es fundamental para cuidar nuestra salud mental. Si el yoga  no es lo que más te conviene por cualquier motivo, puedes buscar otras actividades que te permitan mover el cuerpo al menos una vez al día: bailar, nadar, ir al gimnasio, salir a correr, emprender caminatas, hacer grandes recorridos en bicicleta… El ejercicio físico permite despejar la mente y canalizar las emociones para poder atender aquellas que realmente lo merecen. 
En medio de las rutinas, el estrés y el agobio de la vida diaria, es fundamental que le dediques el tiempo necesario a actividades de esparcimiento que te generen placer, que te permitan desconectar la mente de las responsabilidades en el trabajo y/o en el hogar. Estas actividades las puedes realizar en solitario o contar con la compañía de amigos y seres queridos que contribuyan a tu estado de ánimo y se preocupen por tu bienestar. El disfrute es muy importante para cuidar de nuestra salud mental. 

No es necesario esperar a que nuestra salud mental se deteriore para buscar ayuda profesional cualificada, puede ser un psicólogo, un terapeuta conductual, un psiquiatra o afines. Por supuesto, es fundamental que, si tu malestar no te permite llevar una vida normal, busques a un profesional de la salud mental de inmediato que pueda atender tu caso y establecer un tratamiento a seguir que permita tu recuperación.

Como nota final queremos resaltar que la salud mental es un asunto que deba tomarse por sentado. Vivimos en una época bastante compleja en la que los cuidados colectivos son necesarios tanto para cuidarnos a nivel personal, como para poder ayudar a quienes no encuentran la forma de pedir ayuda.

#consejos #saludmental #habitossaludables
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.