cambiar titularidad coche

 

21/02/2018. ¿Conoces los pasos a seguir cuando quieras cambiar la titularidad de tu coche? En Allianz te contamos todo lo que debes saber para que este trámite te resulte lo más fácil posible

 

La compra y venta de un coche, sea nuevo o usado, siempre conlleva el cambio de titularidad o transferencia, que implica notificar legalmente que el vehículo ha cambiado de dueño y por ende, de responsable a efectos de multas y accidentes de tránsito. Recuerda que si eres el comprador, cuentas con el respaldo de tu seguro de coche Allianz para asegurar tu nuevo modelo. 

 

En la compra de un vehículo siempre hay dos partes involucradas: quien lo vende y quien lo compra. Cualquiera que sea tu papel, cambiar la titularidad del coche en cuestión, es uno de los requisitos indispensables para dar por concretada la compra y venta. No hacerlo puede perjudicar a ambas partes, y aunque no es un trámite demasiado complicado, sí requiere de atención a los detalles para no cometer errores que se transformen en multas.

 

Si eres el comprador

Eres el que debe hacer la solicitud en la Jefatura Provincial de Tráfico de tu ciudad o donde esté matriculado el vehículo. Para este proceso, es necesaria también la firma de la persona que te lo vendió. El trámite puede hacerse por internet, si lo prefieres, con el certificado de identidad que consigues mediante el DNI electrónico. Solo debes ir a la página de la Dirección General de Tráfico, a la sección de trámites, y realizarlo desde casa a cualquier hora. 

Después, debes ir a la sede de Hacienda de la comunidad autónoma donde resides y pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales que cuesta aproximadamente un 4% del coste total del vehículo. Posteriormente, recibirás un código electrónico de transferencias, que acreditará que estás al día con tus obligaciones fiscales. Si resides en Andalucía, Asturias, Aragón, Castilla y León, Cataluña, las Baleares, Madrid o Murcia, podrás hacer este trámite por internet. 

 

Finalmente debes ir a la Jefatura de Tráfico y presentar el impreso de la solicitud del cambio de titularidad, los documentos de identidad de ambas partes, el permiso de circulación y el pago de las tasas correspondientes. Si el vendedor no ha notificado la venta del vehículo, puedes necesitar algunos documentos para acreditar su identidad. 

 

Con respecto al contrato de compraventa, es recomendable que no te quedes con el vehículo sin tenerlo firmado y asegurarte de que está libre de multas consultándolo en la Jefatura de Tráfico, pues cualquier multa o impuesto sin pagar que tenga a la hora de comprarlo y hacer el cambio de titularidad pasará a ser de tu responsabilidad. Si la compra del coche ha sido a un particular, debes quedarte con el contrato, la fotocopia del DNI de la persona que te lo vendió, la solicitud firmada tanto por ti como por él y la documentación del coche. Si la compra la haces con un concesionario, ellos se encargarán de entregarte la documentación correspondiente: la tarjeta ITV y el permiso de circulación a tu nombre.

 

Si eres el vendedor

Es necesario, asegúrate de que el nuevo dueño del coche te haga llegar una copia del permiso de circulación a su nombre, de manera que evites tener que pagar multas o impuestos que se cobren durante la gestión o los meses posteriores. Como ya hemos mencionado, de no hacerse este trámite, aunque el coche esté siendo usado por otra persona, eres tú el responsable legal de todo lo que pase con él. De no recibir esta copia, debes notificar la venta de tu coche en la Jefatura de Tráfico, más que nada para hacer constar que ya no es tuyo.