Ataques de Pánico. Qué son y cómo gestionarlos

27/05/2021

¿Por qué dan ataques de pánico? ¿Cómo podemos controlarlos? ¿Qué hacer ante un ataque de pánico? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que se hacen los individuos que, ante situaciones de estrés, experimentan sudor excesivo, escalofríos, temblores, debilidad, mareo e incluso, dolor en el pecho.

De acuerdo a la Mayo Clinic (entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación), un ataque de pánico es un episodio que ocurre de manera repentina ocasionando en la persona reacciones físicas graves cuando no existe ningún peligro real. Pueden llegar a producir mucho miedo, acompañado de otras sensaciones como sentir que se está teniendo un ataque cardíaco o que se está perdiendo el control. En algunos casos, la persona puede llegar a sentir que se va a morir.

Acudir al médico ante la aparición de los primeros síntomas es fundamental para descartar que se trate de un trastorno. Si frecuentemente convives con altos niveles de estrés o ansiedad y tu bienestar físico y mental se comienzan a alterar a causa de dichos estados, lo más conveniente es utilizar tu seguro médico y agendar una cita con tu médico de familia.

gestionar ataque panico
  • Sensación de ahogo.
  • Dificultad para respirar.
  • Experimentar temblores, sudoración, escalofríos.
  • Dolor en el estómago.
  • Náuseas.
  • Opresión en el pecho.
  • Sensación de que se está sufriendo un ataque al corazón.
  • Miedo a morir, desmayarse o perder el control.

¿Te pasa a menudo? ¿Algunas veces te has visto en una de estas situaciones? ¡No estás solo! Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) más de 260 millones de personas en el mundo sufren de trastornos de ansiedad, uno de los padecimientos que da origen a los ataques de pánico. ¡Buscar ayuda es clave!

Ante la duda, es necesario contar con un diagnóstico que determine la causa de los ataques de pánico y el tratamiento (psicológico o farmacológico) al que deberá someterse el paciente. Así pues, lo primero que hará el médico es una exploración física y ordenará una serie de pruebas para medir la función tiroidea y confirmar la existencia de determinadas enfermedades. 

También se llevará a cabo un análisis del corazón a través de un electrocardiograma y finalmente, una evaluación psicológica en la que se hablará con el paciente sobre sus síntomas, emociones, preocupaciones y se abordarán todas aquellas situaciones que puedan estar generando sensaciones de estrés, pánico y ansiedad.

Es importante mencionar que, no todas las personas que sufren ataques de pánico padecen de un trastorno. De hecho, expertos de la salud aseguran que para considerarlo como tal, es imprescindible que tengan lugar algunas de estas situaciones:

  • Que los ataques de pánicos sean frecuentes y sucedan de manera inesperada.
  • Los ataques de pánico no se deben al consumo de medicamentos u otras sustancias. Se descarta que se trate de un trastorno de pánico cuando no esté relacionado con otra enfermedad o trastornos producto de fobias sociales o de algún trastorno obsesivo compulsivo.
  • Transcurrido, al menos, uno de los ataques, persiste la sensación de que en poco tiempo aparecerá un nuevo episodio de pánico.
  • Cambios significativos de comportamiento. Es decir que, se evitan situaciones que se consideran podrían desencadenar en un nuevo ataque de pánico.

¿Qué hacer ante un ataque de ansiedad o pánico? Como hemos dicho anteriormente, el primer paso y el más importante es buscar ayuda profesional, de lo contrario, los ataques de pánico desencadenan en trastornos y fobias que pueden empeorar la calidad de vida de la persona.

Ponerse en manos de profesionales de la salud ayuda a reducir la intensidad y la frecuencia de los ataques de pánico, así como a tener una vida mucho más tranquila y equilibrada. Según la historia clínica y la gravedad de los ataques de pánico del paciente, el médico podrá recomendar psicoterapia, medicación o ambas.

#faqs #segurosalud #ataquepánico #tratamiento
alimentacion saludable
La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha dejado en evidencia la importancia de la alimentación para preservar la vida y la salud de las personas. Sin duda, la pandemia nos ha permitido reflexionar acerca de nuestras necesidades más básicas y de los recursos con los que contamos para llevar los alimentos a nuestra mesa. Durante estos meses hemos podido valorar la importancia de cosas que, en condiciones normales, daríamos por supuestas, ignorando que miles de millones de personas en el mundo carecen de acceso a una alimentación saludable.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.