¿Cómo reconocer una intoxicación alimentaria?

01/07/2020

Una escena familiar: llegas a casa después de cenar con tus amigos, te vas a la cama y te despiertas en mitad de la noche con náuseas, calambres en el estómago y diarrea. Luego preguntas a tus amigos y dos o tres más están sufriendo de lo mismo, y cuando habláis un poco más del tema, notáis que todos comisteis la misma pasta con gambas. Ya aclarábamos las diferencias entre una alergia alimentaria y la intolerancia a alimentos puntuales como la lactosa o el gluten, y hoy queremos hablar de las intoxicaciones alimentarias.

Una intoxicación es una infección viral o bacteriana que tiene lugar en el estómago y genera gastroenteritis (inflamación del estómago y de los intestinos), vómitos y diarrea. La intoxicación también se puede dar por transferencia de gérmenes y bacterias de la mano a la boca o simplemente propagarse por el ambiente. A continuación evaluamos los síntomas de una intoxicación alimentaria para determinar cuándo es necesario pedir una visita médica a través del seguro de salud o la póliza médica que tengas contratada.

Reciclar en casa

Los síntomas de una intoxicación alimentaria pueden ser:

  • Vómitos o diarreas con defecaciones de color rojo o mezclados con sangre.
  • Fiebre por encima de los 38ºC.
  • Boca seca, sed excesiva o dolor de cabeza.
  • Mareos y deshidratación.
  • Síntomas más graves pueden incluir inflamación del cerebro, convulsiones y baja de presión arterial.

Es importante acudir al médico si estos síntomas empeoran durante los primeros tres días de la intoxicación, sobre todo si se está en estado de embarazo, si el paciente es de la tercera edad o si es un niño, pues son más sensibles a los síntomas y pueden empeorar con mayor rapidez. También están en mayor riesgo los pacientes diabéticos, con enfermedades renales, con VIH o con cáncer, pues tienen un sistema inmunológico más débil.

La primera consecuencia de una intoxicación alimentaria es la deshidratación que conlleva la diarrea y los vómitos constantes. Si estás recuperándote en casa, lo primero que hay que hacer es recuperar electrolitos mediante una hidratación adecuada, la ingesta de muchos líquidos y una alimentación equilibrada baja en grasa. El agua y los tés son muy efectivos a la hora de hidratar nuevamente el organismo.

En cuanto a la alimentación, es importante recordar que el estómago se encuentra débil después de una intoxicación alimentaria, por lo que es importante seguir una dieta que ayude a la restitución de la flora intestinal. Frutas como la pera o la manzana cocida hacen maravillas por el sistema digestivo. El arroz blanco, la zanahoria, el pollo cocido y el pavo a la plancha son algunos de los alimentos más recomendables para un estómago en recuperación. Puedes irlos incorporando poco a poco en tu dieta. 

#faqs #salud #segurosalud #alimentación
faqs salud
¿Quién no se ha descubierto googleando los síntomas de una posible enfermedad? Desde que internet es nuestra principal fuente de información, el autodiagnóstico médico se ha vuelto una práctica común que, en las peores ocasiones, puede ocasionarnos paranoia y enfermedades hipocondriacas.
LEER ahora
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
OTROS SEGUROS
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
llama al 902 300 186
Contamos con más de 13.000 asesores por todo el país. Encuentra al tuyo.
Ver mapa asesores