¿Puede un seguro de vida no cubrir un fallecimiento?

26/10/2020

Cuando contratamos un seguro de vida, en principio, tenemos todas las garantías de que nuestros seres queridos no quedarán desamparados ante nuestro fallecimiento. Además, ofrece coberturas adicionales como asesoramiento online para la elaboración del testamento o atención psicológica para nuestros familiares. Sin embargo, debes contar con que hay una serie de situaciones que no están cubiertas por un seguro de vida. Te explicamos algunas de ellas: 

 

1. Suicidio o muerte intencionada. Cuando el tomador de la póliza decide poner fin a su vida de manera voluntaria, la empresa no se hará cargo del pago del capital asegurado a los respectivos beneficiarios. No obstante, cabe mencionar que algunas aseguradoras sí indemnizan este tipo de causas, aunque se aplica un periodo de carencia que suele ser de un año.

 

2. Negligencia grave o actos imprudentes. La cobertura del seguro de vida es limitada cuando el asegurado no toma precauciones básicas. Un ejemplo claro es sufrir un accidente mortal por haberse saltado un semáforo en rojo o conducir en dirección contraria. La ingesta de estupefacientes sin prescripción médica y el consumo de bebidas alcohólicas también son causas claras para que los beneficiarios dejen de estar cubiertos en caso de fallecimiento o invalidez.

seguro vida fallecimiento

3. Conflictos y guerras de tipo social y político. Los actos que implican confrontaciones militares y civiles, así como la participación en conflictos bélicos o en manifestaciones políticas con uso de armas, no forman parte de la cobertura que ofrece un seguro de vida.

 

4. Deportes con cierto grado de riesgo. ¿Qué cubre un seguro de vida cuando practicamos alguna actividad que nos pone en peligro? Carreras de motos, carreras de coches, toreo, alpinismo o escalada son solo algunas de las actividades no incluidas en una cobertura de seguro de vida. En general, no se cubre una muerte producto del esfuerzo físico que se realiza de manera voluntaria para alcanzar un resultado determinado, ya sea por motivos profesionales o por afición. Para asegurar el riesgo durante la práctica de estos deportes es preciso contratar un seguro específico destinado a proteger al asegurado ante siniestros.

 

5. Fenómenos naturales. Todos aquellos acontecimientos meteorológicos extremos como las erupciones volcánicas, inundaciones, terremotos o el riesgo de contaminación por radiación no forman parte de la cobertura.

 

6. Primas no pagadas. El pago de las primas debe estar al día. En caso contrario, la compañía podría negarse a cubrir la invalidez o muerte.

 

7. Un problema de salud no declarado. Cuando rellenamos el cuestionario de salud es importante hacerlo con honestidad. No declarar una enfermedad como un cáncer y morir a causa de ello puede ocasionar que la compañía aseguradora se niegue a indemnizar a los beneficiarios de la póliza.

 

8. Muerte ocasionada por un beneficiario. Junto con el suicidio, la muerte ocasionada de manera dolosa por un beneficiario del seguro de vida también es motivo para que la aseguradora desista de pagar la indemnización correspondiente.

 

9. Fallecimiento o invalidez a causa de un accidente aéreo. Estará cubierto siempre y cuando el asegurado viaje como pasajero en un vuelo chárter o en un vuelo comercial. Por el contrario, no se tendrá en cuenta cuando el accidente tenga lugar en un medio no autorizado para el transporte de pasajeros.

 

10. Infartos y derrames. En general, todas las patologías no traumáticas como el infarto de miocardio o un derrame cerebral pueden excluirse de las coberturas de un seguro de vida.

 

Como ves, al contratar tu seguro de vida es importante que te tomes un momento para analizar qué tipo de situaciones que pueden ocasionar una muerte cubre tu seguro y cuáles no. Antes de firmar el contrato, revisa muy bien cada una de las cláusulas y asegúrate de que no sea necesario contratar coberturas adicionales. Si necesitas ayuda, no dudes en contactar con nuestros asesores expertos.

#coberturas #seguros #vida #segurodevida
seguro hogar al vender casa
Has decidido vender tu piso o tu casa porque quieres buscar algo más mejor, así que empiezas a hacer los trámites necesarios para poder hacerlo correctamente, sin dejar documentos ni cuentas pendientes: dar de baja los servicios contratados, sanear las paredes, sacar el mobiliario…pero ¿y el seguro de hogar que tengo contratado? No te preocupes, te lo contamos todo a continuación.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.