¿Qué cubre y como funciona un seguro de vida?

16/08/2021

Un seguro de vida es un contrato que se lleva a cabo entre una empresa aseguradora y el asegurado para establecer una suma de dinero que se pagará al beneficiario de la póliza en caso de que fallezca la persona asegurada. El cálculo del precio de la prima y del monto a pagar al beneficiario es variable y tiene en cuenta, entre otros aspectos, el perfil del asegurado, la edad y la suma que se desea asegurar.

En caso de invalidez permanente total o absoluta, el asegurado recibirá todo el capital asegurado siempre que la incapacidad esté provocada por una enfermedad o accidente. Hechos causados por la imprudencia del asegurado o de manera intencionada son algunas de las circunstancias que no estarían cubiertas por el seguro de vida.

Como ves, un seguro de vida no solamente funciona como un respaldo económico para los familiares del asegurado en caso de que algún día este hiciese falta, sino que también lo protege frente a situaciones inesperadas que podrían impedirle el desarrollo de su actividad profesional.

Consulta la guía completa sobre seguros de vida.

Cobertura seguros de vida en España
La cobertura básica de un seguro de vida es el riesgo por muerte del tomador por cualquier causa: muerte natural, enfermedad, accidente, etc. Existen otros riesgos que pudiesen causar invalidez o muerte por causas que no suelen estar incluidas en una póliza básica, por lo que es fundamental que la persona que va a contratar el seguro de vida piense detenidamente cuáles son las situaciones a las que se expone en su día a día.

Las coberturas de un seguro de vida están limitadas a las contratadas por el propio tomador de la póliza, no obstante, existen una serie de circunstancias que estos productos no contemplan dentro de las coberturas y garantías.

El suicidio es una de las situaciones que no están cubiertas por el seguro de vida. Asimismo, se penaliza la negligencia grave o los actos imprudentes. Un ejemplo sería el de una persona que fallece a causa de conducir bajo la ingesta de estupefacientes.

Otras situaciones en las que la empresa asegurada no pagaría la suma pactada si el asegurado fallece, serían:

  • Actos que impliquen confrontaciones militares o civiles.
  • Deportes con cierto grado de riesgo como las carreras de coches o el alpinismo.
  • Accidentes producidos por fenómenos naturales como erupciones volcánicas, terremotos o inundaciones.
  • Muerte ocasionada por un beneficiario de manera dolosa.

Las patologías no traumáticas (derrames o infartos), no pagar las primas al día o no haber declarado un problema de salud al momento de rellenar el cuestionario, son otros motivos por los que la aseguradora podría negarse a pagar la indemnización a los beneficiarios de la póliza.

Lee más sobre cuándo tu seguro de vida podría NO cubrir el fallecimiento.

Desde Allianz ponemos a disposición de nuestros clientes distintos seguros de vida que cubren diferentes tipos de riesgos.
Es la póliza de vida fundamental. Cubre, principalmente, el fallecimiento y los gastos de sepelio. Es ideal para las personas que buscan dejar protegidos a sus hijos o familiares a cargo en caso de fallecimiento.
Además de cubrir el fallecimiento, también incluye la invalidez permanente absoluta para garantizar la calidad de vida del asegurado si este llegase a quedar incapacitado para trabajar y generar ingresos.
Es el indicado para cubrir accidentes. Aunque la cobertura más básica es el fallecimiento del titular, permite optar por otras garantías que cubren el fallecimiento por accidente o por enfermedad grave.
Es la póliza más completa que protege al asegurado ante enfermedades graves. Entre otros servicios, ofrece segunda opinión médica y orientación sanitaria las 24 horas del día.
Es la modalidad indicada para los autónomos o profesionales con trabajos de alta cualificación. Cubre el fallecimiento, la invalidez permanente absoluta y la invalidez permanente total. También ofrece ayuda familiar por orfandad o enfermedad.
Las coberturas y garantías más completas las ofrece este seguro. Cubre enfermedad grave, fallecimiento, fallecimiento por accidente, fallecimiento por accidente de circulación, invalidez por accidente, invalidez por accidente de circulación e invalidez permanente absoluta.
En caso de que en un futuro no pudieses hacer frente a las obligaciones hipotecarias contraídas con una entidad bancaria por causa de muerte o invalidez, este tipo de póliza asegura la estabilidad económica de tus familiares, ya que cubre los créditos hipotecarios y los préstamos personales. 
Cada compañía tiene diferentes seguros de vida. Independientemente de cuál pienses elegir te recomendamos que tengas muy en cuenta las coberturas de tu seguro pero sobre todo las cláusulas ya que no tenerlas claras puede llevarte a contratar coberturas adicionales. Si te tienes alguna duda o quieres más información sobre los seguros de vida déjanos tus datos y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo para resolver cualquier inquietud.
#coberturas #segurodevida #coberturasegurodevida
elegir seguro de vida
Cada vez más personas se animan a contratar un seguro de vida, ya sea para proteger el futuro económico de sus seres queridos o incluso con el objetivo de construir un ahorro que pueda ser disfrutado tras la jubilación. Se trata de un producto que ante imprevistos ofrece a sus beneficiarios una seguridad financiera importante. Ahora bien, aunque estamos muy acostumbrados a escuchar sobre los seguros de fallecimientos, existen otras tipologías muy interesantes pensadas para perfiles de ahorradores y para personas que necesitan asegurar su hipoteca.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.