como pintar mi casa

 

16/02/2019. Colores y estados de ánimo guardan una estrecha relación y hay que tenerlo en cuenta a la hora de pintar la casa.

 

Puestos a decorar el hogar, decidir de qué color pintar la casa es una de primeras decisiones. Los tonos elegidos tienen mucho que ver con los gustos particulares de cada uno pero, además, pueden influir sobre tu estado de ánimo. Así lo defiende la llamada psicología del color, un campo de estudio encargado, fundamentalmente, de analizar cómo percibimos y actuamos ante los colores.  
 
En la misma línea, la colorterapia (también conocida como cromoterapia) es una técnica que refuerza la creencia en la relación entre colores y estados de ánimo, una influencia que puede trasladarse a los interiores del hogar llegado el momento de pintar la casa, con independencia del presupuesto en pintores que quieras dedicar. 
 
¿Necesitas espacios que despierten tu creatividad? ¿Habitaciones que propicien el descanso? ¿Elegir los mejores colores para pintar dormitorios? ¿Áreas de meditación para aplacar el estrés de la vida diaria entre las paredes de tu hogar? La psicología del color te ayudará a encontrar la mejor opción y los expertos de Repair4U trasladarán la paleta cromática elegida a tus espacios para que empieces a disfrutar de los efectos de la colorterapia en tu hogar.
 

Colores para pintar la casa

Partiendo de la idea de la influencia de los colores en los estados de ánimo, no es lo mismo elegir los colores para pintar dormitorios que la cocina y el salón. Cada habitación de la casa tiene su propia naturaleza y cada persona busca evocar unas sensaciones u otras en función del lugar en el que se encuentre. ¿Quieres relajarte, reponer energías, inspirarte? La psicología del color te brinda las claves para conseguirlo a través de la paleta cromática con la que pintar tu casa. ¡Toma nota!
 
Blanco: Pureza, inocencia, limpieza… Son algunas de las cuestiones que evoca esta tonalidad que, por otro lado, te ayudará a maximizar la luminosidad de tus estancias. Dado su potencial y carácter atemporal es perfecto para cualquier habitación, sobre todo, si buscas pintar la casa recreando espacios que inspiren serenidad y calma. 
 
Negro: Denota formalidad y elegancia al tiempo que sobriedad y poder aunque apostar por la ausencia de color puede mermar la luz de tus habitaciones si abusas de ella. Lo ideal es aplicarlo en pequeñas dosis o combinarlo con tonos vivos que aligeren el peso visual. Es tendencia en la decoración de cocinas pero le va perfecto a salones y comedores sofisticados y distinguidos.
 
Colores cálidos: Suelen entenderse por colores claros aquellos incluidos entre el rojo y el amarillo y, en líneas generales, despiertan emociones tanto positivas como negativas. 
 
  • El rojo, por ejemplo, es el color de la pasión por excelencia y diferentes estudios afirman que aumenta el ritmo cardíaco provocando un aumento de adrenalina que se traduce en una inyección de entusiasmo y energía para quienes lo contemplan. Como en todo, los excesos no son recomendables y conviene introducirlo en forma de accesorios, complementos decorativos o, sencillamente, reservarlo a una única pared. 
 
  • El naranja, por su parte, es sinónimo de vitalidad, diversión y dinamismo, un tono perfecto para despertar la creatividad por lo que, si estás pensando en pintar tu despacho o alguna de las áreas más sociales de tu hogar, puede ser una gran opción.
 
  • El amarillo completa la lista de colores cálidos más populares y se relaciona con la alegría, la innovación o la energía. Sin abusar de su presencia y combinado con blanco, por ejemplo, es ideal para cocinas y comedores. 
 
Colores para pintar dormitorios: Si se trata de evocar la relajación y propiciar el descanso en el dormitorio a través de la colorterapia, el azul y el verde son grandes aliados. El primero por su capacidad para trasladar sensación de calma y libertad y, el segundo, por su vinculación con la naturaleza y la vida, exponentes ambos de la esperanza y la renovación. 
Más allá de la colorterapia
 
Si bien es cierto que la relación entre colores y estados de ánimo es uno de los criterios que pueden ayudarte a la hora de elegir los colores para pintar dormitorios, salón, baño o cocina, no es lo único que debes tener en cuenta al emprender la tarea de pintar la casa. La psicología del color es una buena base pero el criterio de los expertos te ayudará a resolver otras cuestiones relativas, por ejemplo, a tipos, acabados o combinaciones en base a las características propias de los espacios e, incluso, tu presupuesto.
 
Por ejemplo, si hablamos de casas pequeñas, la paleta cromática dominante debe huir, en la medida de lo posible, de los tonos oscuros. Apostar por gamas más suaves e, incluso, un protagonismo del blanco, te permitirá crear atmósferas más luminosas que se perciban visualmente más amplias. Las combinaciones también pueden ayudarte a generar juegos visuales que den profundidad o altura a los ambientes empleando, por ejemplo, un color vivo flanqueado por dos paredes blancas o sirviéndote de las rayas verticales u horizontales para jugar con la percepción.
 
Tanto si tienes claro cuáles son los colores que deseas para pintar la casa como si albergas dudas, en Repair4U encontrarás la inspiración que necesitas de la mano de grandes profesionales. Contacta con nuestros expertos y solicita un presupuesto de pintura sin compromiso