En Allianz cuidamos de ti y de tu hogar, por eso, para minimizar riesgos, te damos algunos consejos por si has de dejar tu casa sola una temporada. Viaja tranquilo y disfruta sabiendo que proteges tu casa al máximo.

 

¿Cuántas veces hemos tenido que dejar nuestra casa sola porque nos vamos de vacaciones familiares? ¿Cuántas veces lo hacemos tomando las medidas de precaución necesarias para evitar hurtos o accidentes domésticos que puedan provocar daños irreparables? Muchas cosas pueden ocurrir cuando dejamos nuestra casa sola por varios días, por ello, aunque cuentes con el respaldo de tu seguro de hogar Allianz, es importante que tengas en cuenta las siguientes precauciones la próxima vez que tengas que ausentarte por una temporada:

 

Desconecta los aparatos eléctricos
Este es un consejo clásico y con mucha razón, pues los aparatos eléctricos son vulnerables a las subidas y bajadas de tensión y pueden causar cortocircuitos e incendios si no tienen los protectores de voltaje necesarios o si no hay nadie que pueda desconectarlos a tiempo si ocurre. Esto cobra especial importancia durante las fiestas de fin de año, pues las luces de navidad suelen ser las causantes del 60 % de los incendios que ocurren en los últimos meses del año.  

 

Corta el acceso al agua y gas
Si te vas a ausentar una temporada larga, cerrar la llave de paso que cortan el acceso al agua previene inundaciones inesperadas que dañen tu inmueble y causen problemas a tus vecinos. Aunque es bastante improbable que ocurra (a menos que tengas una gotera en algún lugar de la casa), no sobra eliminar este riesgo. Lo mismo para el gas: verifica que el paso del gas esté cerrado en lugares como la cocina, pues una fuga de gas que no se controle a tiempo puede provocar accidentes fatales que no solo afecten tus bienes materiales sino la vida de terceros. 

 

Asegúrate de haber cerrado todas las entradas a tu casa
Esto puede sonar muy obvio, pero en los minutos previos a salir de viaje tenemos tantas cosas en la cabeza que muchas veces pasamos por alto detalles obvios como este. Un consejo muy útil es hacer un repaso de todas las entradas que tiene tu casa (puerta principal, puertas auxiliares, ventanas, entradas al sótano), asegurarte de que estén cerradas antes de salir y activar la alarma si la tienes. 

 

Crea la sensación de que hay gente dentro
Una casa ocupada es una casa que mantiene a raya a los ladrones. Dejar una luz encendida es una buena idea, pero el gasto eléctrico puede incrementarse considerablemente si tu viaje es largo. Otra opción es contar con temporizadores que enciendan y apaguen las luces y hasta la radio en momentos específicos del día, de manera que desde afuera parezca que dentro hay gente todo el tiempo. Considera también bajarle el volumen al teléfono o activar un contestador de manera que las llamadas que no puedan ser respondidas caigan rápidamente al buzón y el timbre insistente no delate tu ausencia.

 

Toma medidas para prevenir malos olores
La nevera y el lavavajillas son los dos electrodomésticos más propensos a sufrir de malos olores si se dejan cerrados por mucho tiempo. En el caso de la nevera, es recomendable que la dejes tan vacía como sea posible, sobre todo de alimentos perecederos como frutas, verduras, lácteos o zumos naturales que puedan desprender malos olores o criar hongos. Límpiala con un poco de vinagre y un paño de microfibra para desinfectarla, evitar olores desagradables y la aparición de moho. En cuanto al lavavajillas, basta con que lo dejes vacío y abierto; de esta manera no acumulará humedad ni será terreno fértil para bacterias. 

 

Protege tus objetos de valor
Es posible que aparatos como el televisor o el sistema de sonido se queden dónde están por lo incómodo que resulta moverlos a un sitio que puedas dejar con llave, pero asegúrate de dejar tus joyas, portátiles, discos duros, cámaras fotográfica, etc.  en una caja fuerte de manera  que estén a salvo en caso de que seas víctima de un hurto. 

 

Por último, es muy recomendable que al menos una persona de tu entera confianza sepa que no vas a estar, e incluso puede resultar útil dejarle un juego de llaves para que tenga acceso a tu casa en caso de una emergencia.