Vida personal y profesional: ¿cómo separarlas cuando trabajamos desde casa?

12/08/2020

Si bien es cierto que para muchos la prioridad es nuestro trabajo, debemos recordar que es necesario establecer una línea clara para poder desconectar, estar con la familia y cuidar de nuestra salud mental y física. Por esta razón, a continuación, te ofrecemos una serie de consejos para no mezclar tu vida personal con la profesional y así poder evitar el estrés y los nervios constantes.

El teletrabajo ha llegado para quedarse. Es, sin duda, una de las grandes lecciones que nos ha dejado la pandemia provocada por el coronavirus. La tecnología y la digitalización permiten que hoy en día una persona en Europa pueda trabajar para un empleador en América, sin mayores obstáculos. La contraparte es que, para la gran mayoría de los trabajadores, el trabajo desde casa ha llegado como avalancha que les ha obligado a enfrentarse a una realidad muy inquietante: lograr un equilibrio entre vida laboral y personal.

Los expertos concuerdan en que el teletrabajo es una modalidad que permite al empleado gestionar lo laboral de una manera mucho más flexible, pero ¿es esto posible cuando seguimos enfrentándonos a las consecuencias y presiones de una pandemia y cuando nuestra única responsabilidad no es solo el trabajo? La respuesta es sí. Las cosas pueden estar bajo control cuando aprendemos a vivir en ambas dimensiones, sin entrar en conflictos, que no harán sino generar más tensión. Esto también aplica a los autónomos y emprendedores, cuyo bienestar es ahora más determinante que nunca para hacer frente a los grandes retos económicos y sociales que están por venir.

conciliación vida familiar y teletrabajo

La realidad es que no somos robots, ni mucho menos tenemos una especie de interruptor para apagar una zona de nuestra vida y encender otra. ¡No funciona así! Lo cierto es que, al revés de lo que muchos han interiorizado, el trabajo debería ser una actividad más de nuestra vida con la que podamos sentirnos a gusto.

Si eres de los que constantemente se sienten ansiosos y estresados por cuestiones laborales y apenas piensas en otra cosa que no sea el trabajo, debes actuar cuanto antes. ¡Tu cuerpo te está enviando señales que no puedes ignorar! No olvides que tener una buena salud, es imprescidinble para afrontar el día a día en la oficina, que seguramente ahora se ha instalado en tu hogar. Toma nota de los consejos que desde Allianz te compartimos para que logres, poco a poco, ese equilibrio laboral y personal que tanto echas en falta:

  1. ¿Tienes otras pasiones? Es momento de descubrir aquellas cosas que te hacen feliz. Encontrar uno o varios pasatiempos es fundamental para que tu vida no gire únicamente en torno al ámbito profesional. Puedes comenzar haciendo una pequeña lista de aquellas cosas que antes disfrutabas hacer, pero que debido a la carga laboral dejaste de lado. Leer un libro, ir al gimnasio, nadar, cocinar, practicar senderismo… todas son actividades que te ayudarán a desconectarte y a dedicarte un tiempo de calidad. Si te cuesta mucho realizar alguna de ellas por cuestión de tiempo y organización, comienza integrando una o dos actividades. En cualquier caso, no lo dejes pasar y comprométete contigo mismo.
  2. Planifica tu día. Organizarte e intentar cumplir con los horarios a rajatabla te ayudará a aprender a ponerle un límite a las cosas. Desde luego, habrá días en los que la jornada laboral puede extenderse un poco más, por lo que una estrategia de organización bien establecida puede ayudarte a no saltarte las nuevas reglas que a partir de hoy regirán tu vida personal y profesional.
  3. Establece normas. Si no sabes hasta cuándo seguirás trabajando desde casa, probablemente necesitarás establecer algunas sencillas reglas. Ahora que tu casa es también tu oficina, tu lugar de descanso y tu espacio para disfrutar en familia, ¿no crees que vale la pena poner a todo un poco de orden? Asigna un espacio para trabajar y organizar tus papeles, ordenador, etc. Por otro lado, evita caer en las redes del “síndrome del pijama”. Apenas te levantes de la cama, ve directo a la ducha e intenta vestirte con ropa de calle.
  4. Mantente sano. La deshidratación afecta tu rendimiento. Recuerda que al finalizar tu jornada laboral necesitarás energía para hacer otras actividades. Llevar un estilo de vida saludable está estrechamente relacionado no solo con tu vida personal, sino también con la laboral. Si tienes dudas siempre puedes hacer un test de hábitos saludables con tu seguro de vida. ¡Aliméntate bien, bebe agua, ponte buena música y a por ello!
  5. Sal de casa. Anímate a quedar con amigos entre semana. Relacionarte con otras personas fuera del entorno laboral es sano para ti. También puedes optar por salir a dar paseos o tomar un café.

 

Como has visto, trabajar en casa tiene sus ventajas, pero también conlleva algunas dificultades. Separar el tiempo que le dedicamos al trabajo de nuestro tiempo libre, es quizás el mayor reto. Recuerda que un equilibrio laboral y personal no es imposible. Con determinación, podrás organizar tu día a día y lograr lo que necesitas para vivir bien y alcanzar el bienestar que tanto mereces.

#empresa #conciliación #teletrabajo #coronavirus
ser un buen líder
La posibilidad de triunfar en el ámbito profesional es lo que impulsa a muchos profesionales a mejorar sus habilidades e iniciativas como forma de escalar posiciones y ganar experiencia para emprender a posteriori. Sin embargo, cuando se llega a cierto punto, el desarrollo profesional no solo depende del esfuerzo y dedicación que se le ponga, sino de la adquisición de ciertas competencias sociales que marcarán la diferencia entre estar listo o no para asumir el rol de team leader.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.