¿Qué son los swaps? Tipos y funcionamiento

28/05/2024
¿Qué son los swaps? Tipos y funcionamiento

Un swap es un contrato que se firma entre dos partes que se comprometen a pagar mutuamente cierta cantidad de dinero, escogiendo un valor de referencia variable (que suele ser el Euribor que, actualmente, está rozando el 4%). Un cliente particular podría echar mano de un swap para transformar los pagos de su hipoteca variable a pagos de interés fijo con el fin de intentar reducir el riesgo de que se produzca un incremento inesperado de la cuota.

En líneas generales, el término swap puede ser usado para denominar a cualquier intercambio de bienes o servicios, es decir, no solo tiene que ver con dinero. En el caso de las grandes empresas, los swaps funcionan como mecanismo para transformar pagos fijos a inversores en variables ligadas a los tipos de interés del mercado. Existen también los cross-currency swaps, que permiten formalizar préstamos de divisas extranjeras en moneda local y viceversa. También son muy útiles para aquellas empresas que emiten bonos en otra moneda. 

Al ser un compromiso de intercambio mutuo, el swap tiene una parte para cada contratante. Por un lado, el compromiso del cobro del dinero y, por el otro, el compromiso de pago de dinero a futuro.

Entre los elementos que debe contener este tipo de contrato es:

  • El swap debe tener una fecha de comienzo y fecha final clara.
  • Fijar la cantidad sobre la que se calculan los flujos monetarios.
  • Establecer el tipo o margen de interés de las dos partes.
  • Dejar claro el valor de referencia variable.
  • En el swap debe exponerse cuál será la frecuencia de pago.
  • Determinar la base de cálculo de las dos partes.
Ahora que ya sabes qué es un swap y, también, los elementos más importantes que deben de estar presentes en el contrato, estas son algunas consideraciones que debes tener en cuenta con respecto a estos contratos.
Esto significa que, si alguna de las dos partes no cumple con su compromiso, asume las consecuencias del incumplimiento de las obligaciones contractuales que, además, van a estar fijadas en el contrato que se ha firmado.
En el caso de que ocurra entre empresas, puede ser considerado como una estrategia empresarial para compartir los riesgos que traen los tipos de interés y de cambio de divisas. Sin embargo, como hemos visto, también puede realizarse entre particulares y entidades bancarias para obtener ciertos beneficios.
Cuando este riesgo se materializa, puede ocurrir que no encuentres a nadie en el mercado con quien completar las operaciones de cobertura, pues si el mercado se queda sin liquidez fallan los modelos de valoración.

El importe final del swap no es fijo ni predecible, al igual que los fondos de inversión o bonos, porque así suele ser la evolución de los tipos de interés. Este es un aspecto a tener en cuenta antes de contratar uno para ir prevenido de los riesgos financieros que puedes encontrar en el camino.

Si estás buscando una alternativa a la inversión para ver crecer tus ahorros, recuerda que puedes contar con nuestros fondos de inversión. Y en el caso de que tengas dudas o preguntas, nuestros asesores personales podrán ayudarte y guiarte siempre que lo necesites.

 

#swaps #segurosdeinversión #finanzas
planificacion-financiera
Este tipo de seguro de inversión te ayudará a tener una renta periódica para ayudarte en caso de desempleo de larga duración, enfermedad grave o dependencia severa
¿Te llamamos?
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo
Asesoramiento jurídico y médico
De lunes a jueves de 9h a 19h y viernes de 9h a 18h