Cuando un deudor se declara insolvente, se emprende un proceso judicial con el objetivo del deudor ante sus acreedores de reducción, rebaja y/o aplazamiento de la deuda i así llegar a un acuerdo entre ambas partes. Los beneficios resultantes de este proceso judicial por parte del deudor son el Quita (condonación total o parcial de la deuda) y el Espera (asignación de mayor plazo de pago de la deuda), siendo la combinación de ambas la más habitual.

Son también conocidos como beneficios extraordinarios de quita y espera.

¿Necesitas asesoría jurídica para tu empresa? Contrata Negocio Plus
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo.
De Lunes a Jueves de 9:00h a 19:00h y Viernes hasta las 18.00h
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.