3 temas de inversión para la nueva disrupción

11/02/2022
inversión para la nueva disrupción

¿En qué punto nos encontramos? Esencialmente, es el momento de reformular lo que pensábamos que sabíamos sobre la disrupción. En un primer momento, se asociaba principalmente con el sector de la tecnología, como las nuevas plataformas que estaban haciendo temblar los medios tradicionales de las redes de transporte, los alquileres y la entrega de comida a domicilio.

No obstante, los avances en los hardware y software están empujando los factores disruptivos a más sectores y ámbitos de nuestras vidas como nunca antes se había gestado. En este caso, a un ritmo tremendamente exponencial. Una situación que abre una ventana de oportunidades que no se debería dejar escapar.

Estos avances pueden traducirse en una especie de “darwinismo digital“, un fenómeno global que barrerá algunas empresas y permitirá a otras obtener una cuota de mercado dominante, y que podría incluso afectar al orden geopolítico mundial.

¿Cómo podemos aprovecharnos como inversores de esto? Especialmente, hay tres temas de inversión interesantes ante esta nueva disrupción: el clima y tecnología; los datos y la conectividad y el hombre y la máquina.

En mayo de 2021, el enviado especial de Estados Unidos para el cambio climático, John Kerry, afirmó que la mitad de la reducción necesaria para lograr la neutralidad en emisiones “llegará de tecnologías que aún no tenemos”.

La “tecnología del clima” ha producido avances sin igual, gracias a las posibilidades que ofrece la inteligencia artificial para compensar emisiones de carbono y para mejorar las infraestructuras de transmisión de energía. Es algo que puede ejercer de catalizador para recortar significativamente el impacto del calentamiento global. La tendencia va a seguir y, como inversores, no se puede dejar escapar.

Hay otro tema que tener muy en cuenta dentro de la inversión siguiendo todo este telón de fondo: la revolución de los datos y la mayor conectividad en todos los sectores en el mundo. Ya que buena parte de la población mundial está conectada digitalmente, las innovaciones disruptivas pueden extenderse por todo el planeta a una velocidad de vértigo.

Más del 60% de la población del mundo está conectada a Internet, lo cual contrasta con el entorno del 0% de principios de la década de 1980. Toda esta conectividad está generando 2,5 quintillones de bytes de datos al día. Además, la tecnología “6G“, en que China se encuentra actualmente a la cabeza, podría ser 100 veces más potente que la 5G.

¿Qué quiere decir esto? Que se puede progresar desde el concepto de “hogares inteligentes“, hacia el de “ciudades inteligentes“, y contribuir a abordar dificultades económicas, sociales y medioambientales significativas.

La siguiente fase de Internet, que algunos denominan “metaverso”, podría acercar los mundos virtual y online. Esto podría traducirse en nuevos flujos de ingresos para las empresas posicionadas adecuadamente. Concretamente, aquellas vinculadas al sector minorista, de la educación, del ocio y de los sistemas de pagos electrónicos.

Históricamente, se han producido grandes saltos evolutivos que han impulsado la vida hacia delante. Es lo que se conoce como disrupción biológica. Puede que nos estemos aproximando a un momento similar en la actualidad. Algunos analistas estiman que, para 2045, el aprendizaje automático y la inteligencia artificial podrían dar paso a la “singularidad”. Es decir, el momento en que las máquinas serán más inteligentes que los humanos.

Pero, incluso si ese momento no llega nunca, las nuevas tecnologías supondrán un profundo impacto en la calidad y la duración de la vida. Por ejemplo, el campo de la genómica, que crece exponencialmente, ofrece la perspectiva de que se puedan identificar y tratar enfermedades genéticas en etapas previas, y ha permitido el rápido despliegue de nuevas soluciones para la crisis de la COVID-19.

Igualmente, en el ámbito de la nanotecnología, los científicos han desarrollado una “prótesis de retina líquida” que algún día podrá ayudar a las personas invidentes a ver de nuevo. Son solo ejemplos del potencial que hay en el futuro próximo.

Para los inversores interesados en sacar partido de la disrupción, el unit link de Allianz Seguros ofrece alternativas para invertir en tendencias como la sostenibilidad y la inteligencia artificial.

#Ahorro#Nuevadisrupción#UnitLinked#Inversión
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.