Estrategia de inversión ante las subidas de tipos de interés

08/04/2022
Estrategia de inversión

En los ciclos de endurecimiento monetario de los últimos 30 años, las autoridades han tratado en su mayor parte de influir en el crecimiento. Sin embargo, esta vez la inflación se mueve en máximos de varias décadas.

Las permanentes alteraciones de las cadenas de suministro, las presiones alcistas sobre los salarios, el aumento de los costes de la vivienda y los altos precios de la energía están confabulándose para mantener la inflación en niveles elevados.

Además, aunque el ritmo de crecimiento de los precios probablemente esté tocando techo y se moderará, esperamos que se mantenga por encima del objetivo a lo largo de 2022. A consecuencia de ello, los bancos centrales tienen las manos atadas, por más que las bolsas se encrespen, y la credibilidad de los objetivos de inflación está poniéndose a prueba.

Los bancos centrales tienen ante sí un delicado ejercicio de equilibrios para no cometer un error de política monetaria. Subir tipos demasiado (o demasiado rápido) asfixiará la economía, ya que las quiebras se dispararán (debido a los elevados niveles de deuda), pero, por otro lado, la inflación podría arraigar si se actúa con demasiada lentitud. La historia demuestra que la inflación puede resultar tremendamente difícil de controlar cuando ha arraigado.

Ahora que nos adentramos en un ciclo de subidas de los tipos de interés y que los grandes bancos centrales endurecen sus políticas monetarias, podríamos ver que las bolsas siguen corrigiendo, a menudo con fuerza. Como cabría esperar, la volatilidad del mercado probablemente sea superior que en periodos normales.

En el caso de la bolsa, el aumento de los rendimientos de los bonos eleva la tasa de descuento que se aplica a los beneficios, lo que afecta enormemente a los valores de crecimiento, como las empresas de Internet.

La inflación también tiene un impacto directo en los beneficios (a través de los costes de producción y los precios de venta) y, cuando la polvareda se disipe, probablemente los beneficios sean lo que más influya en las cotizaciones bursátiles. Esperamos que estas dinámicas conviertan 2022 en un año de rotaciones.

Con este esquema no queda otra idea más que estar bastante pendientes a la velocidad de los ajustes de los tipos de interés, a las fluctuaciones de los tipos de cambio y a los cambios de las expectativas para la inflación.

Las instituciones monetarias y muchos inversores subestiman la probabilidad de que la inflación de precios al consumo pueda resultar más elevada de lo que se esperaba.

Pese a que algunos bancos centrales ya han aplicado subidas de tipos, y de que otros están a punto de hacerlo, también es probable que se mantengan “detrás de la curva” a la hora de responder a las presiones inflacionarias. De este modo, a pesar de que es posible que la inflación aumente, no creemos que vayamos a presenciar el fin de una era caracterizada por décadas de tipos generalmente bajos.

Hay que tener presente que la Reserva Federal estadounidense (la Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) han anunciado su intención de recortar los programas de compra de activos y subir los tipos.

Paralelamente, estos y otros bancos centrales no quieren “tensar la cuerda” demasiado. Se han mostrado más tolerantes con el aumento de la inflación y están permitiendo que avance más rápidamente que sus subidas de tipos. En el argot de la política monetaria se diría que están “detrás de la curva”.

Con el gran endeudamiento del sector privado y del público, los bancos centrales son conscientes de que, si tiran con demasiada fuerza de las riendas monetarias, corren el riesgo de provocar impagos. Es el dilema que se está manejando ahora.

Existen también otros acontecimientos a largo plazo en la economía real que son al menos ligeramente inflacionarios: la ralentización del comercio internacional, el aumento de los salarios de los trabajadores y la lucha contra el cambio climático, por nombrar solo algunos.

Por lo general las fuerzas que han impulsado los tipos de interés constantemente hacia el cero durante las cuatro últimas décadas siguen funcionando y podrían siendo dominantes durante algún tiempo.

Para saber cómo todos estos movimientos pueden impactar tu patrimonio y cómo actuar frente a ellos,  contacta con un asesor financiero profesional

#UnitLinked #Estrategia #inversiones
ahorrar segun edad
El ahorro es un hábito que todos deberíamos aprender desde nuestros primeros años de vida. Y es que cuanto antes comencemos a ahorrar, antes lograremos un nivel de ahorro suficiente para cumplir con nuestros objetivos o hacer realidad ese sueño por el que tanto nos hemos esforzado. Tengas o no un objetivo trazado en este momento, ahorrar es imprescindible incluso para hacerle frente a situaciones inesperadas que pueden llegar a trastocar nuestros planes. Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de ahorrar según nuestra edad?
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.