Renta Vitalicia Inmobiliaria: ¿qué es y cómo funciona?

19/05/2022
Renta Vitalicia Inmobiliaria

Es posible que no estés familiarizado con el concepto de renta vitalicia inmobiliaria, especialmente si ningún amigo, conocido o miembro de tu familia se ha acogido a esta posibilidad. Pues bien, lo primero que has de saber es que la renta vitalicia inmobiliaria es un contrato formalizado ante un notario, que permite que personas mayores de 65 años traspasen su propiedad a cambio de recibir una renta mensual y el derecho de habitar su residencia hasta el día de su fallecimiento.

La renta vitalicia inmobiliaria está recogida en el Código Civil, entre los artículos 1.802 y 1.808, en los que también está recogido el usufructo vitalicio del propietario, con la posibilidad de alquilar el inmueble. De hecho, de hacer esto, puede llegar a percibir una renta más elevada que le permitirá mejorar su poder adquisitivo.

El funcionamiento de la renta vitalicia es relativamente sencillo: el interesado cede su vivienda a la entidad financiera, sea un banco, una inmobiliaria o una aseguradora. Dicha entidad evalúa las condiciones y hace un cálculo del valor del inmueble para pasar a determinar la cantidad mensual que devengará el interesado. Si este está de acuerdo con la valoración hecha, se procede a firmar un acuerdo por escrito en el que quedan sentadas las condiciones de la cesión de la vivienda, aunque sin quitarle el derecho del usufructuario a habitar el inmueble hasta el día de su fallecimiento.

En el supuesto de que la entidad financiera con la que se ha llegado al acuerdo incumpla el pago de las mensualidades, el vendedor está en su derecho de hacer la reclamación y solicitar la devolución de su vivienda. Cuando se produzca el deceso del ex propietario del inmueble, la empresa con la que se ha gestionado la renta vitalicia pasará a tomar posesión del mismo.

Ahora bien, teniendo claro lo que implica acogerse a una renta vitalicia inmobiliaria, es importante tener claro que existen tres tipos:

Clásica: este es el tipo más común de renta vitalicia inmobiliaria. Consiste en una venta de propiedad cuyo pago será entregado al vendedor de manera fraccionada mensualmente. La renta vitalicia clásica hace la distinción entre el derecho de propiedad y el derecho de uso, siendo el primero un derecho de la entidad financiera y el segundo del vendedor. Otro detalle importante es que la edad mínima para acceder a este tipo de renta es de 70 años cumplidos.

Por traslado a residencia: el segundo tipo de renta vitalicia es más acorde para aquellas personas que ya han tomado la decisión de trasladarse a una residencia para gente mayor, pues en este segundo tipo no conserva el derecho de quedarse habitando la vivienda que ha vendido. En este caso, el propietario cede el inmueble a la entidad financiera y esta se encarga de tasarla y pagar el monto total fraccionado de forma mensual.

Escalonada: por último, la renta vitalicia escalonada, que tal como su nombre indica, consiste en fraccionar el pago de las mensualidades de manera que el vendedor reciba la mayor parte del pago de su renta durante los primeros años de contrato (esto puede durar entre 15 y 20 años). A diferencia de la renta vitalicia por traslado a residencia, el vendedor conserva el derecho a habitar la vivienda hasta el día de su fallecimiento.

#ahorro #rentavitalicia #vivienda
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.