Errores financieros más comunes de los emprendedores

20/04/2022
Errores financieros
Si estás planteándote la idea de emprender debes saber de antemano que vas a necesitar correr con una serie de gastos al inicio que dependen, entre otras cosas, del tipo de proyecto: seguro de empresa, alquileres, suministros, publicidad, salarios, etc. ¿Cómo no cometer los errores financieros más comunes de los emprendedores? ¡Hemos recopilado una serie de consejos para evitar estos fallos que pueden poner en peligro la salud de tu emprendimiento!
No contar con formación empresarial adecuada supone cometer errores financieros y de gestión que pueden poner en peligro el futuro del proyecto. Por fortuna, en la actualidad, las opciones de formación están prácticamente al alcance de todos. Desde cursos de pago como gratuitos…Todo suma a la hora de aprender a administrar un negocio.

Los primeros meses de vida del negocio van a ser complejos, por lo que hay que invertir en cuestiones que sean absolutamente necesarias para el desarrollo y crecimiento de la empresa.

No permitas que la emoción de emprender te lleve a gastar lo que todavía no has ingresado comprando muebles lujosos para equipar tu oficina o espacio de trabajo. Evita subcontratar o adquirir servicios o funcionalidades que no podrás pagar hasta que tu emprendimiento acumule cierta trayectoria.

No permitas que el miedo y la incertidumbre te paralicen. Aunque ambos son sentimientos totalmente válidos, en ningún caso debes permitir que el miedo te controle.

No dar con la tecla adecuada a la primera no quiere decir que no seas capaz de hacerlo en el futuro. Muchos emprendedores han tenido que intentarlo varias veces hasta dar con la idea de negocio correcta. Recuerda: el fracaso es sinónimo de aprendizaje.

El verdadero problema de preparar un presupuesto escaso es que a medio plazo perdemos visibilidad sobre las necesidades económicas que van a surgir. Y es que cuando las cosas parecen ir bien, llega el momento de reinvertir el dinero. ¿Cómo estarás preparado para hacer frente a nuevas inversiones sin haber estimado el presupuesto correctamente?

Ten en cuenta que tu presupuesto no debe ser un documento rígido. ¡Todo lo contrario! Como regla general el presupuesto se debe hacer a uno, dos o tres años, aunque esto dependerá de tu sector. En industrias muy dinámicas conviene revisarlo y ajustarlo cada 6 meses, mientras que en sectores más tradicionales pueden pasar algunos cuantos años para poder calcular el retorno de la inversión.

Algunos emprendedores financian el 100% del negocio, ya sea con recursos propios, con la ayuda de familiares o con la combinación de ambas alternativas. Otros, no tienen más opción que recurrir a la financiación y endeudarse. Lo ideal es que los recursos ajenos no excedan el 40% de la inversión total.

Muchos negocios no fracasan porque no tienen clientes suficientes, sino porque el nivel de endeudamiento es tan alto que terminan asfixiándose. Es fundamental hacer un buen cálculo entre los ingresos que estimas que obtendrás y el pago de la deuda a la que tendrás que hacer frente.

Otra postura que lleva a los emprendedores a cometer errores financieros es el positivismo desmedido. Desde el inicio es clave calcular correctamente el tiempo que tomará empezar a cubrir los gastos. Creer que esto ocurrirá desde el primer día es un grave error.

Tu producto o servicio puede ser el mejor del mercado, pero, ¿y si no eres capaz de comunicarlo? ¿Cómo conocerán tus potenciales clientes tu propuesta de valor? La inversión en comunicación y marketing es fundamental desde el inicio.

La suma a invertir dependerá del tipo de producto y servicio que ofreces, del tamaño de tu mercado, de los competidores, del propio sector…

Estrenarte como emprendedor vendiendo tu producto o servicio a un precio equivocado es un error que no te deberías permitir. Si te resulta complicado definir un precio, busca ayuda de personas expertas en el tema.

Son muchas las cuestiones que debes tener en cuenta antes de establecer el precio: costes, perfil del cliente, competencia, objetivo de ingresos…

No todas las ideas están hechas para convertirse en negocios reales. Una cosa es una idea original y otra es que esta se pueda convertir en un proyecto de negocio próspero. Y, ¿cómo saberlo? Aunque no hay una varita mágica para determinar si una idea se podrá convertir en una empresa exitosa, existe una herramienta que es clave antes de lanzarse al mundo del emprendimiento: el estudio de mercado.

¡No te dejes llevar por la euforia!

¿Quieres emprender, pero no sabes por dónde empezar? ¿Una de las principales cuestiones que tienes que definir es cómo protegerás tu negocio de aquellos eventos que pueden ponerlo en peligro? Desde Allianz podemos ayudarte con las mejores pólizas del mercado. ¡Contacta con nuestros asesores sin compromiso!

#empresas #segurosempresas #segurosautonomosypymes #finanzas
Libros para empresarios
En nuestra sección de negocios, queremos compartir nuestra selección de cinco libros fundamentales para la biblioteca de todo emprendedor