Estos son los impuestos que debes pagar si tienes un eCommerce 

29/07/2020
Has pensado en todo —incluso en un seguro para tu empresa—, pero ¿aún no tienes claro qué más se necesita para crear una tienda online? Si has decidido entrar en este mundo, has acertado, pues el crecimiento del comercio electrónico en España es una realidad que nadie puede poner en duda. Según UNO (Organización Empresarial de Logística y Transporte), durante el confinamiento causado por el COVID-19, el aumento de las ventas online no ha dejado de crecer: en las primeras semanas del Estado de Alarma, las transacciones ascendieron hasta un 20%, situándose a continuación en un 50% respecto a antes de que se impusiera la cuarentena total en el país.
teleformación para empresas

Seguramente, esta es la pregunta que te estás haciendo tras leer estas cifras tan alentadoras en búsqueda de hacerte un hueco en este sector con un potencial económico incuestionable. Lo primero que se necesita para crear una tienda online es saber en qué régimen fiscal debes darte de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores.

Después de darte de alta en la Seguridad Social y en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), la administración te asignará el código de Impuesto de Actividades Económicas según el tipo de negocio. Dicho código determinará los impuestos que deberás asumir en el futuro y que, en la mayoría de los casos, encaja en el epígrafe “Venta al por menor, por correo o por catálogo”.

Otra cuestión que debes plantearte desde el inicio es si ofrecerás tu producto y/o servicio fuera de España. En ese caso, tu página web deberá cumplir con lo que indica la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico. Si tu actividad comercial se desarrollará en el ámbito de la Unión Europea, será necesario inscribirse en el Registro de Operadores Intracomunitarias.

1. El IRPF. Trimestralmente, tienes que declarar el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, que también se verá reflejado en la Declaración de la Renta. En este punto, debes tener en cuenta que, si te diriges al cliente final y no a profesionales, entonces no estarás obligado a hacer ninguna retención en concepto de IRPF en la venta. Si, por el contrario, tu eCommerce está pensado para profesionales, entonces tendrás que efectuar la retención. Cabe destacar que, durante los primeros tres años será del 7%, si eres “nuevo autónomo”.

 

2. El IVA. La aplicación del Impuesto de Valor Añadido (IVA) dependerá de la localización. En ese sentido, existen diferentes escenarios y debes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Tu sede fiscal está ubicada en España y vendes únicamente a residentes de la península e Islas Baleares? Entonces, el IVA que deberás aplicar es del 21%.
  • ¿Qué pasa si tus clientes viven en Canarias, Ceuta o Melilla? En este caso, emitirás una factura sin IVA y el impuesto será finiquitado en el destino.
  • ¿Quieres operar en el ámbito de la Unión Europea? De ser así, ten en cuenta que, si hablamos de consumidor final, deberás incluir el IVA correspondiente al producto. No obstante, si se tratase de una compañía, entonces no debes facturar el IVA, ya que hablamos de una operación intracomunitaria.

 

3. El recargo de equivalencia. Se trata de un régimen especial dentro del Impuesto de Valor Añadido al que puedes acogerte si eres un comerciante autónomo minorista. Supone que, si no eres quien transforma el producto final que comercializas a través de tu eCommerce, entonces podrás pagar un IVA un poco más alto a cambio de no tener que presentar declaración trimestral del IVA ni el resumen anual.

 

4. El impuesto de sociedades. Dado que un eCommerce también puede estar conformado por una sociedad, se hace necesario el pago del impuesto anual que grava los beneficios obtenidos a lo largo de un ejercicio fiscal. El tipo impositivo dependerá de la condición de tu negocio, por lo que, si eres emprendedor, el porcentaje establecido es del 15%. En el caso de pymes y microempresas, hablamos de un 25% y 20% respectivamente.

 

 

No olvides que, además de, contratar un seguro que se adapte a tu tipo de negocio y necesidades es imprescindible prestar especial atención a las obligaciones tributarias que asumirás una vez decidas lanzarte al sector del comercio electrónico. Los cambios en las leyes son constantes, por lo que desde Allianz te recomendamos estar muy atento y mantenerte actualizado en todo lo que concierne a la fiscalidad de un eCommerce.

incendio-en-casa
Ante la propagación repentina del COVID-19, miles de empresas se han visto en la obligación de desplazar a sus empleados desde los centros de trabajo a sus respectivos domicilios. Muchas compañías han tenido que paralizar la actividad por completo, pero otras han podido optar por el teletrabajo gracias al amplio abanico de herramientas tecnológicas que permiten seguir trabajando como de costumbre.
LEER ahora
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
Ir a Área privada
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
llama al 902 300 186
Contamos con más de 13.000 asesores por todo el país. Encuentra al tuyo.
Ver mapa asesores