Patinetes eléctricos: cómo circular con seguridad

13/08/2020

Circular con patinete eléctrico es, actualmente, uno de los medios de movilidad más económicos que existen. En comparación con una moto o un coche, el patinete eléctrico no solo supone un ahorro para el bolsillo, sino que también es una alternativa para fomentar la movilidad urbana sostenible.

Pese a que existen ciertas restricciones y normativas que muchos desconocen y que, a diferencia de los coches, el patinete eléctrico no cuenta con las ayudas del sector de la automoción, es una opción ágil que permite sortear los atascos de las grandes ciudades con un esfuerzo mínimo. Otra de sus ventajas es que es muy fácil de conducir, transportar y guardar. Pero, ¿qué sabemos de la normativa de patinetes eléctricos? Aún no existe una legislación común para todas las ciudades. De hecho, antiguamente eran los ayuntamientos quienes regulaban el correcto uso de estos vehículos con base en criterios distintos para establecer el reglamento.

No obstante, aunque aún no existe un Real Decreto sobre Vehículos de Movilidad Personal (VMP), la Dirección General de Tráfico publicó a finales de diciembre de 2019 una instrucción transitoria dirigida a los usuarios, ayuntamientos y agentes de la autoridad. Hasta que no se apruebe y se publique la normativa correspondiente que se sigue debatiendo en la Unión Europea, estos son los comportamientos sancionables que debes conocer si quieres evitarte una multa.

Reciclar en casa
  • Conducir bajo los efectos de drogas o de alcohol es un acto sancionable también para aquellos usuarios de los patinetes eléctricos. La multa podría ir desde los 500 a los 1000 euros. En caso de que el usuario dé positivo, el VMP queda inmovilizado tal y como ocurre con el resto de vehículos convencionales.
  • El uso del teléfono móvil o de cualquier otro sistema de comunicación queda totalmente prohibido. No acatar esta norma implica arriesgarse a pagar una sanción de 200 euros.
  • Conducir cualquier tipo de vehículo protegido y con todas las garantías de seguridad también implica, entre otras cosas, el uso obligatorio del casco y otros de elementos de protección. En caso contrario, al no existir aún una normativa nacional en el Reglamento General de Circulación, la DGT debe remitir al conductor a la ordenanza municipal del lugar correspondiente.
  • Las actuales normas de circulación del patinete eléctrico recogidas en esta instrucción transitoria también indican que el uso de auriculares, mientras se conduce un VMP, queda totalmente prohibido. El incumplimiento de esta norma puede llegar a costarle al conductor una multa de 200 euros.
  • El conductor tiene prohibido circular por aceras y zonas peatonales. En este caso la sanción podría ser de 200 euros, aunque existen matizaciones según cada ordenanza municipal.
  • ¡A disfrutar de una movilidad sostenible sin pasajeros! En los VMP y demás vehículos ligeros propulsados eléctricamente sólo puede ir el conductor. Es decir, no está permitido transportar a más personas. Este hecho es sancionable con 100 euros de multa.
  • No está permitida la conducción nocturna sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes. La sanción correspondiente para esta acción negligente es de 200 euros.

Respecto a otras limitaciones, como las relacionadas con el uso de paradas y estacionamientos, son las ordenanzas municipales las que, de momento, establecen las prohibiciones. Por otro lado, en caso de infracciones cometidas por menores de 18 años, serán los padres, tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho quienes tengan que responder ante la infracción cometida por el menor.

Si estás pensando cambiarte a una movilidad urbana mucho más sostenible y tu primera opción es comprarte un patinete eléctrico, quizás te interese seguir leyendo estos consejos que desde Allianz te compartimos para que disfrutes de tus traslados con total tranquilidad.

  1. Compra un patinete que cuente con homologación CE. Esto te da garantía de que estás comprando un producto seguro y de calidad basado en estándares establecidos por la Unión Europea.
  2. Tener un patinete eléctrico no implica olvidarse de los mantenimientos. Para evitar imprevistos, es importante que compruebes el estado de las ruedas, frenos y sistema de luces. En cualquier caso, desde Allianz te recomendamos tener siempre a mano un aparato para hinchar las ruedas y controlar la carga y autonomía de la batería.
  3. Circula a la velocidad adecuada y así cuidarás tu vida y la de las demás personas que comparten contigo la vía pública. La velocidad para circular en un patinete eléctrico no debe exceder los 30 kilómetros por hora. En cualquier caso, recuerda que ciudades como Barcelona, Madrid y Valencia tienen distintas regulaciones en lo que respecta a la velocidad máxima permitida.
  4. Si estás convencido de lanzarte a la nueva aventura de moverte por tu ciudad en patinete eléctrico, entonces es fundamental contratar un seguro médico que pueda cubrirte en caso de accidente.
  5. Aplica el mismo sentido común que usarías conduciendo un coche. No olvides que el peatón tiene prioridad y que la empatía con las demás personas con quienes compartes la vía pública es fundamental para una conducción segura.
#faqs #patinetes #normativa #salud
faqs salud
¿Quién no se ha descubierto googleando los síntomas de una posible enfermedad? Desde que internet es nuestra principal fuente de información, el autodiagnóstico médico se ha vuelto una práctica común que, en las peores ocasiones, puede ocasionarnos paranoia y enfermedades hipocondriacas.
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.