Para los verdaderos amantes de los coches, la velocidad es uno de los mayores atractivos a la hora de elegir su siguiente juguete. Durante años, las principales empresas automovilísticas se han dejado la piel intentando crear siempre un coche mucho más veloz y potente que el modelo anterior, dando como resultado un amplio y competitivo segmento dentro del mercado.

 

Existen muchas maneras de evaluar y calificar la excelencia de un coche, pero la velocidad que este pueda alcanzar es la que más curiosidad genera entre los interesados en la industria. Año tras año, los principales fabricantes se disputan el podio del coche más rápido del mundo con innovaciones tecnológicas y mecánicas que logran verdaderas máquinas, aunque la mayoría terminen siendo tan costosos que son inaccesibles para la mayoría de los ciudadanos. 

 

Hemos elegido los modelos más rápidos del 2018. Si después de leer esta lista quieres pensarte dos veces tu próxima compra, recuerda que cuentas con nuestra experiencia en seguros de coches para respaldar tu inversión y salir a estrenarlo con total confianza. 

 

Lista de los 5 coches más rápidos:

Venom GT de Hennessey: un modelo desarrollado y comercializado por Hennessey Performance Engineering, una casa de tunning estadounidense especializada en vehículos de alta velocidad. Están superándose a sí mismos desde su nacimiento en 1991 y a día de hoy tienen el coche más rápido del mercado. Según la marca, el Venom GT alcanza los 484.4 km/h, aunque esa cifra está por confirmarse de manera oficial. Para lograr esta hazaña, tuvieron que desarrollar un chasis de fibra de carbono y un motor V8 de 7.4 litros con doble turbo y 1.600 caballos de fuerza. 

 

Koenigsegg Agera RS: este modelo superó la marca de la velocidad máxima para un coche de serie al alcanzar los 447 km/h. Detrás de este modelo está el modesto fabricante sueco Koenigsegg, especializado en automóviles deportivos cuya producción anual es de dos unidades al mes. Todos sus modelos, especialmente este, logran velocidades impresionantes gracias a un equilibrio perfecto entre potencia y ligereza. 

 

Bugatti Chiron: Bugatti es posiblemente el fabricante rey de los vehículos de alta velocidad. Y el Chiron fue hasta hace poco el dueño de las pistas con sus 432 km/h. Para los amantes de la velocidad, su motor de 1.500CV es una verdadera delicia y es el responsable de toda su potencia. Cuando Volkswagen compró Bugatti buscaba desarrollar los vehículos más rápidos que tuviera capacidad de crear y vaya si lo está logrando.

 

Bugatti Veyron Super Sport: con 431 km/h de velocidad real, Bugatti vuelve a aparecer en esta lista con el Veyron, un supercoche en el que la marca invirtió 1.7 millones de dólares. Su límite de velocidad fue registrado por el libro Guiness como el vehículo de producción más rápido del mercado, al igual que su versión convertible, que con 254 km/h es el coche de su gama más veloz que existe.

 

Tesla Roadster: la mención especial de esta lista se la lleva el Tesla Roadster, cuyo rendimiento le dio la entrada a Tesla al competitivo mundo del automóvil de alta velocidad. Se trata del único modelo completamente eléctrico en sobrepasar la barrera de los 400 km/h (alcanza los 402.3 km/h), con un sprint de 0 a 60 mph en 1.9 segundos. Este modelo funciona con un paquete de baterías de 200kWh.