coches suscripción allianz

 

21/01/2019. Grandes fabricantes como BMW, Mercedes, Cadillac o Porsche están girando la mirada hacia el desarrollo de programas piloto con coches por suscripción, probando mediante ensayo y error si esta podría ser una manera viable de mantener a flote la industria a largo plazo. ¿Qué implicaciones tiene esto en cuanto a ventas, sistemas de consumo y medio ambiente? Te lo contamos todo a continuación.

 

Son tiempos de cambios y decisiones dentro de la industria del automóvil, especialmente en la forma en que los usuarios tienen acceso a los coches. Factores de peso como la contaminación ambiental, el tráfico y la lucha incipiente por ciudades más sostenibles han propiciado la aparición de alternativas de movilidad que ponen en jaque a una industria cuyo producto, anteriormente considerado de primera necesidad, ahora vagamente aparece entre las prioridades de las nuevas generaciones. 

 

¿Por qué están en auge los coches por suscripción?

Modelos de pay-per-use como Avant Car o Car2go, en los que el usuario accede a un coche aparcado en la vía pública mediante una aplicación y paga solo por las horas que lo usa, están teniendo cada vez más fuerza a todos los niveles: basta ver el rápido crecimiento de sistemas similares de alquiler de bicicletas, motocicletas y patinetes eléctricos que abundan en las grandes ciudades europeas para hacerse una idea. La manera de movilizarnos se está diversificando y el coche debe encontrar su lugar en este nuevo orden. 

 

También pesa la aparición de los automóviles autónomos, que en unos años podrían entrar en completo funcionamiento, una vez que se aprueben los permisos y la regulación los incluya dentro del marco legal. 

 

En cuanto a lo que implica para la economía personal este nuevo modelo de servicio, es evidente el recorte de gastos que supone pagar por un coche estrictamente cuando se necesita. El aparcamiento, el seguro de coches o la inversión en gasolina pasarán a ser un asunto de terceros. 

 

Naturalmente este no será un cambio repentino, pero sí a medio plazo.  Es por eso que los fabricantes de automóviles buscan generar el cambio desde dentro para poder mantenerse, y los coches por suscripción son una alternativa fuerte. Hay expertos economistas que aseguran que puede ser una salida viable y un cambio de paradigma que la misma industria puede controlar. 

 

¿Qué son los coches por suscripción?

La idea de los grandes fabricantes de automóviles es ofrecer un servicio parecido al renting regular, lo cual resulta algo paradójico, pero no del todo desatinado: ofrecer una tarifa mensual con seguro incluido de recogida y entrega, además de otras condiciones que pueden variar dependiendo del tipo de coche y sus necesidades. Mercedes-Benz, BMW, Cadillac, Porsche, Volvo o Lincoln están implementando pruebas piloto con este nuevo sistema para determinar si este modelo de servicio tiene cabida dentro del mercado a medio o largo plazo en una industria que busca reinventarse continuamente para sobrevivir.