El motociclismo es un deporte que apasiona a más de uno y la velocidad es, posiblemente, la característica más emocionante para los amantes de las motos. Cuando pasa de ser un vehículo de transporte a un pasatiempo, ¿cómo de rápido puede ir una motocicleta? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

Haciendo un resumen muy breve de su historia, las motocicletas tuvieron su pico de popularidad en los años 80, pero en la década de los 90 tuvieron un momento bajo en el que no fueron especialmente bien recibidas por el público. Ya entrado el nuevo milenio, los fabricantes japoneses se pusieron de acuerdo para no fabricar modelos que traspasaran los 300 km/h en velocidad real. Sin embargo, cuando hablamos de motos de producción de alta velocidad, debemos destacar que fue Honda la primera en romper la barrera de los 300 km/h, superando a la que hasta entonces era la reina de la pista: la Suzuki Hayabusa.

 

En el 2016 Kawasaki volvió al ruedo con ganas de desafiar las barreras previamente establecidas con la Ninja H2/H2R, un modelo que vence a sus predecesores en velocidad, mecánica y comodidad. Como expertos en seguros de motos que somos, hemos querido hacer una retrospectiva para valorar los modelos más rápidos del mercado. ¡Ponte el casco! 

 

Las 5 motos más rápidas

Kawasaki Ninja H2R: empezamos nuestra lista con este modelo de Kawasaki con el que la marca japonesa se supera, logrando una moto capaz de ofrecer 326 CV con el Ram Air a toda potencia. En este sentido, es incluso más potente que las motos GP, que suelen ofrecer una media de 260 CV. En cuanto a velocidad, la Kawasaki alcanza los 357 km/h gracias a su motor sobrealimentado por un compresor volumétrico. A pesar de su potencia, no es posible tenerla como vehículo de uso diario porque no está homologada para circular por la calle. 

 

MTT Turbine Superbike Y2K: este modelo corre por cuenta de Marine Turbine Technologies, un productor y diseñador de motocicletas estadounidense, especializado en motos de alta velocidad. La parte mecánica está sustentada por un motor Rolls-Royce 250-C20 que le da 320 CV y le permite alcanzar los 356 km/h de velocidad real. Por la naturaleza de su fabricante, solo se fabrican cinco unidades de este modelo al año, cada una valorada en 150.000 dólares (unos 133.000 euros). Ostenta actualmente el Récord Guinness por ser la moto de producción más potente del mundo. 

 

Suzuki Hayabusa GSX-1200R: este es uno de los modelos más populares entre las motos de alta velocidad. Desde su origen fue concebida para ser la moto más rápida del mundo y para ello fue dotada de un motor potente y una estrategia aerodinámica completamente calculada. Ese primer modelo estaba capacitado para alcanzar los 318 km/h y tenía una potencia de 194 CV. A lo largo de los años ha ido evolucionando estética y mecánicamente, implementando cambios notables como una mayor cilindrada y ciertas ayudas electrónicas. 

 

MV Agusta F4 R312: este modelo italiano es una creación de la marca de coches con sede en Varese, tan pequeña y artesanal en su línea de producción que les permite hacer los ajustes necesarios de manera rápida y evolucionar casi al mismo tiempo en que evoluciona el mercado. La R312 es un modelo de altísima calidad, tanto en la parte estética como en la parte mecánica: el modelo más reciente cuenta con un mayor rendimiento, válvulas de titanio nuevas y una distribución en posición radial. Alcanza los 312 km/h.

 

Ducati 1199 Panigale R: con 195 CV y 188 kg. de peso, la Ducatti 1199 es una estrella entre las motos deportivas. Fue desarrollada como un modelo de circuito y cuenta con la ventaja de tener un diseño simple pero muy efectivo. Alcanza una velocidad media de 310 km/h.