El Aquaplaning es un fenómeno que se produce habitualmente cuando se conduce un vehículo en un momento de lluvia intensa o con la calzada con mucha agua. Se trata del momento en el que los surcos de los neumáticos, no son capaces de expulsar el suficiente agua como para que el vehículo siga teniendo la tracción suficiente para mantenerse agarrado al asfalto. 

Cuando esto ocurre, el coche, moto, furgoneta, etc., en vez de circular por el pavimento, lo que hace es deslizarse (resbalar) sin, obviamente, control, siendo una causa de accidente frecuente cuando la metorología es adversa.

Hay diferentes circunstancias que potencian o favorecen el aquaplaning:

  • El peso del vehículo
  • El estado de los neumáticos (es importante saber cuando debes cambiar tus neumáticos). Unas ruedas desgastadas provocarán más aquaplaning.
  • Llevar los neumáticos hinchados de más o de menos.
  • El sistema de frenado del coche y su tracción.
  • La intensidad de la lluvia, a más intensidad, más acumulación de agua en la carretera, y por lo tanto, más posibilidades de aquaplaning.
  • El estado de la carretera. Si hay surcos, grietas o hundimientos, además de empeorar la tracción, hace que la vía sea proclive a acumular agua en estas zonas.
  • Forma de la carretera y ancho. En función del ancho de la vía, las carreteras han de tener cierta convexidad para poder expulsar el agua.
  • Inclinaciónde la carretera. Los vehículos tienden a hacer menos aquaplaning en subida que en bajada.

Si quieres más información sobre el aquaplaning puedes consultar nuestro artículo en el blog de Allianz Seguros.

Para cualquier circunstancia en la carretera cuenta con tu...
Recuerda que las motos también pueden hacer aquaplaning.
Protege tu furgoneta ante accidentes en carretera.
¿Has tenido un accidente por aquaplaning? Declara tu parte.
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo.
De Lunes a Jueves de 9:00h a 19:00h y Viernes hasta las 18.00h
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.