En terminología de seguros, se denomina pérdida total (o siniestro total) cuando el objeto asegurado deja de cumplir su finalidad a consecuencia de un siniestro  o accidente fortuito.  

En lenguaje asegurador, hay que distinguir entre “Pérdida Total Real o Efectiva” y la “Pérdida Total Constructiva”: 

Pérdida Total Real o efectiva cuando el objeto asegurado desaparece, queda destruido por completo, o cuando el asegurado se ve desposeído de él de forma irreparable. 

Pérdida Total Constructiva, cuando el coste de reparación del objeto es superior al de su valor asegurado. 

Pérdida Total Arreglada, cuando el objeto asegurado sufre un daño considerable pero no tan elevado como para ser declarado Pérdida Total Constructiva. En estos casos el asegurado y la entidad aseguradora acuerdan la pérdida de forma pactada, aceptando una indemnización inferior a la suma asegurada y dejando los restos a favor del asegurado. 

Algunas pólizas de seguros de automóvil a terceros incluyen la cobertura de Pérdida Total, por la cual se indemnizaría al asegurado en caso de siniestro con culpa, cuando los gatos de reparación del vehículo son superiores a su valor actual.  Con esa indemnización, el asegurado puede optar por comprar otro vehículo o reparar el accidentado en caso de que sea factible. 

Sabías que…  

Los seguros de furgoneta de Allianz ofrecen la modalidad  Pérdida Total

Compara las coberturas de nuestros seguros de fallecimiento.
Allianz Vida Riesgo. Los mejores seguros de vida.
¿Estás pensando en invertir? Consulta nuestros productos para hacer crecer tus ahorros.
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo.
De Lunes a Jueves de 9:00h a 19:00h y Viernes hasta las 18.00h
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.