En los seguros de automóvil, Todo Riesgo es aquel que en su póliza incluye, junto con las coberturas base del Seguro a Terceros y las complementarias del Seguro a Terceros Ampliado, la garantía de que, en caso de un siniestro cubierto por la póliza, el propio asegurado será indemnizado. Los daños materiales que el vehículo pueda sufrir serán también reparados. Esto es, el Seguro a Todo Riesgo cubre tanto los daños propios en el vehículo como a terceros, y, por lo tanto, es el que ofrece máxima cobertura.

Existen diferentes tipos de pólizas en el mercado, pudiendo encontrar las garantías que mejor se adapten a las necesidades del asegurado. Aunque de manera general hay dos modalidades de seguros de coche a Todo Riesgo:

Seguro a Todo Riesgo con franquicia: En esta modalidad el asegurado asume a su cuenta, según lo pactado previamente en la póliza, una cantidad del daño en caso de siniestro. En compensación, la prima que tiene que pagar es menor.

Seguro a Todo Riesgo sin franquicia: En esta modalidad, la compañía aseguradora cubre el coste total de los daños causados por un accidente que pueda sufrir el vehículo asegurado, además de las garantías de responsabilidad civil y otras adicionales.

Seguros de coche con coberturas más amplias con y sin franquicia.
Calcula tu seguro de furgoneta a Todo Riesgo.
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo.
De Lunes a Jueves de 9:00h a 19:00h y Viernes hasta las 18.00h
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.