El Seguro de Capitalización es un producto financiero que combina elementos de ahorro e inversión con la cobertura de seguros. Su propósito principal es acumular capital a lo largo del tiempo, ofreciendo también una cierta protección financiera al asegurado.

Con este tipo de seguro se recibe el capital aportado más el interés pactado al vencimiento del contrato, mientras que no se abonan los intereses periódicos. A menudo, los tipos de interés ofrecidos son más atractivos que los de los depósitos bancarios y, a diferencia de otros productos como los planes de pensiones, aseguran una rentabilidad al vencimiento. El asegurado puede realizar aportaciones periódicas según lo especificado en el contrato (mensuales, trimestrales o anuales) o aportar todo el capital al inicio.

Los seguros de capitalización son especialmente interesantes en épocas de bajos tipos de interés, ya que ofrecen mayor rentabilidad y, además, proporcionan una cobertura en caso de fallecimiento del asegurado.

 

¿Qué ventajas tiene el seguro de capitalización?

El seguro de capitalización ofrece varias ventajas:

  • Planificación de ahorro: permite acumular capital a partir de aportaciones periódicas.
  • Inversión: una parte de las primas se invierte en diversos instrumentos financieros, potenciando el crecimiento del capital.
  • Cobertura de seguro: incluye protección en caso de fallecimiento, incapacidad u otras eventualidades.
  • Beneficios fiscales: puede ofrecer deducciones fiscales.
  • Flexibilidad: ofrece opciones flexibles en cuanto a aportaciones y duración del contrato.
  • Rentabilidad y garantías: puede garantizar una rentabilidad mínima además de los rendimientos de las inversiones.

Estas ventajas combinan ahorro, inversión y protección, haciendo del seguro de capitalización una opción atractiva para individuos y empresas.

 

Tipos de seguros de capitalización:

  1. Planes de ahorro a largo plazo: diseñados para objetivos específicos a largo plazo, como la jubilación, la compra de una vivienda o la educación de los hijos.
  2. Unit linked: estos productos están vinculados a fondos de inversión, lo que significa que el valor del capital acumulado depende del rendimiento de los fondos en los que se invierte.
  3. Capitalización pura: en este tipo, el enfoque principal es la acumulación de capital sin un componente significativo de cobertura de seguro.


En resumen, el seguro de capitalización es una herramienta financiera versátil que combina
ahorro, inversión y protección, proporcionando una solución integral para quienes buscan crecer su capital a largo plazo mientras disfrutan de cierta cobertura de seguro.

¿Quieres invertir en fondos de inversión?
¿Estás pensando en invertir para tu jubilación? También te ayudamos.
Tu inversión en manos de los mejores profesionales.
¿Te llamamos?
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo
Asesoramiento jurídico y médico
De Lunes a Viernes de 9.00h a 18.00h