16 reglas de oro para vencer los sesgos de tu cerebro a la hora de invertir

08/11/2021
  • La manera en la que ha evolucionado nuestro cerebro, que ha sido útil en la naturaleza y en la caza, no siempre resulta beneficiosa en la sociedad moderna. Combinamos el pensamiento lógico con los patrones de comportamiento resultantes de la Edad de Piedra que permitieron la supervivencia de nuestros antepasados en ese momento. Somos, como James Montier expresó despectivamente, "Parte hombre, parte mono". 
Reglas de oro invertir

Disciplinas como las finanzas conductuales (behavioural finance) han identificado patrones de comportamiento típicos de esta constatación. Alguien que conoce estos patrones, va un paso más allá no solo en la conciencia de sí mismo, sino que ya está en camino de “burlarse” de su propio cerebro. Para facilitar esto, aquí hay una lista de verificación que debe preceder a cualquier decisión de inversión:

 

  1. Establecer un proceso de inversión riguroso, que se centre en un universo en el que el inversor tiene conocimientos específicos, es el primer paso. Luego debe seguir un análisis fundamental, que establezca los ingresos futuros esperados y no se enfoque en los éxitos del pasado.
  2. Buscar información que contradiga la propia opinión y conversar con personas que puedan asumir el papel de abogado del diablo.
  3. Tener en cuenta el peligro que supone creer que uno lo sabe todo de antemano.
  4. Aunque el enfoque sea en un universo de inversión conocido, se debe vigilar que el "marco" no sea demasiado pequeño. Por ejemplo, invertir solo en empresas de tecnología o acciones españolas porque es lo único que le resulta familiar.
  5. Reducir la complejidad de las decisiones. Los compromisos regulares asumidos a largo plazo pueden ayudar: alguien que define su perfil de riesgo y metas de inversión desde el principio, no tiene que reexaminar las posiciones de su cartera constantemente ni mirar a diario las cotizaciones de las empresas. 
  6. La reducción de la complejidad también puede significar básicamente invertir solo en lo que realmente se ha entendido. ¿De qué sirven las mejores ideas de inversión que prometen altos rendimientos, pero cuyos riesgos no son evaluables?
  7. Más aún: una buena comprensión básica también ayuda a reducir la complejidad. Por ejemplo, alguien que se ha dado cuenta de que una tasa de rendimiento esperada más alta está generalmente vinculada a un riesgo más alto es inmune a inversiones irresponsables.
  8. El peligro de una falta de comprensión básica es también que se pueden perder algunas oportunidades interesantes. Por lo tanto, invierta en su educación financiera general.
  9. Hacer un balance del estado emocional en el momento de la próxima decisión es muy importante: ¿quizá está especialmente ansioso por el café en este momento, o por una serie de éxitos en inversiones que lo están volviendo testarudo? Como principio básico, consulte con la almohada las grandes decisiones y fíjese si aún parecen una buena idea por la mañana.
  10. Intentar detectar a qué patrones de comportamiento emocionales se es más susceptible: exceso de confianza en las propias capacidades, aversión a las pérdidas, búsqueda de opiniones sesgada que solo apoye la propia visión… 
  11. Si se aferra a una inversión que genera sistemáticamente pérdidas, pregúntese por qué. ¿Es miedo a vender y aceptar la derrota? ¿Tiene una expectativa determinada de beneficios futuros? Hágase esta pregunta: ¿Volvería a comprar este activo hoy? Si la respuesta es no:
  12. “Limitar pérdidas, dejar ir a los ganadores” es, en general, un buen mantra contra la negación de decisiones equivocadas o la recogida prematura de beneficios.
  13.  
  14. Las carteras gestionadas de forma activa pueden ser una buena herramienta contra la aversión a las pérdidas y el hábito de procrastinar. El experto se hace cargo de la compra y venta de valores. El inversor delega estas acciones y es menos probable que siga siendo víctima de la tendencia a vender los perdedores demasiado tarde y las ganancias demasiado pronto.
  15. ¿Sigue al rebaño sólo porque todo el mundo habla de determinadas inversiones o tiene su propia opinión? Investigue por sí mismo y busque otras ruta.
  16. “Lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana” es un dicho popular lleno de sabiduría, que da preferencia al aquí y ahora a expensas de la previsión y la tendencia a ceñirse a lo familiar.
  17. La disciplina es importante. Cualquiera que examine regularmente sus inversiones corre menos peligro de convertirse en víctima de un comportamiento emocional.
#plandepensiones#visióndefuturo#disciplina#previsión
ahorrar segun edad
El ahorro es un hábito que todos deberíamos aprender desde nuestros primeros años de vida. Y es que cuanto antes comencemos a ahorrar, antes lograremos un nivel de ahorro suficiente para cumplir con nuestros objetivos o hacer realidad ese sueño por el que tanto nos hemos esforzado. Tengas o no un objetivo trazado en este momento, ahorrar es imprescindible incluso para hacerle frente a situaciones inesperadas que pueden llegar a trastocar nuestros planes. Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de ahorrar según nuestra edad?
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.