Ventajas y desventajas del ahorro a largo plazo

26/08/2021
Si finalmente te has trazado un objetivo de ahorro, queremos felicitarte por esa decisión tan acertada. Cambiar la mentalidad y sacrificar el consumo presente por aquello que necesitaremos costear en el futuro, es una cuestión que requiere de determinación y compromiso. ¡Más adelante veremos por qué!
Las ventajas y desventajas de ahorrar a largo plazo

Una visión cortoplacista, el desconocimiento y la falta de recursos económicos son los principales enemigos del ahorro. Para muchos españoles estos 3 factores se han convertido en los principales impedimentos para empezar a ahorrar. 

Pero, ¿por qué es tan importante el ahorro? Está claro que tener un dinero ahorrado puede sacarnos de apuros, pero sobre todo nos da la tranquilidad de saber que cuando llegue nuestro retiro laboral contaremos con un dinero que servirá como complemento de nuestra pensión pública.

Cuando llegamos a la jubilación, nuestros ingresos se reducen y, en cambio, nuestras necesidades siguen siendo las mismas. Incluso, con el transcurrir de los años, es probable que necesitemos asumir gastos relacionados con los cuidados sanitarios. Así que, ¿por qué no comenzar a ahorrar desde nuestros primeros años de vida laboral?

Pensar en las ventajas y desventajas del ahorro a largo plazo es fundamental para plantearnos unos objetivos financieros y una estrategia a seguir coherente con nuestras expectativas y necesidades futuras.

Darle prioridad al consumo futuro y olvidarnos de los antojos, no es fácil principalmente porque los frutos del esfuerzo no se perciben de forma inmediata. Es por ello que para conseguirlo necesitaremos tener una gran motivación y estar sumamente comprometidos con nuestras metas.

Comenzar a hacerlo con la mayor antelación posible es beneficioso por las siguientes razones:

Es normal conseguir mejores resultados si empezamos a ahorrar desde el momento en que comenzamos a generar ingresos, por más bajos y limitados que estos sean. El efecto del tiempo en el ahorro juega un papel clave: pequeñas cantidades ahorradas a largo plazo consiguen efectos muy positivos debido al interés compuesto que hará que tus ahorros crezcan más rápido por el simple hecho de que los beneficios se reinvierten.

Esto no quiere decir que si no comenzamos a ahorrar a los 30 estamos perdidos. Hacerlo más adelante (por ejemplo, a los 50 años de edad) solo nos obligará a intentar compensar el esfuerzo no realizado en los primeros años. Debemos tener en cuenta que a esa edad es muy probable que nuestros ingresos sean más altos que con 20 años menos.

El tiempo es el mejor aliado para el ahorro, principalmente porque disminuye el riesgo. En caso de equivocarte, tendrás más tiempo para enmendar tu error. Si por cualquier razón te estás desviando de tu objetivo de ahorro, puedes replantear tus objetivos y modificar tu estrategia, cuestión que será más difícil si ahorras a corto plazo.
Ahorrar a largo plazo de forma ordenada te permitirá hacerles frente a situaciones inesperadas y a desviar recursos sin que esto suponga un problema de mayor. Debes pensar que, tras muchos años de ahorro, podrás retomar con menor esfuerzo. Lo contrario ocurriría si tu visión de ahorros fuese a corto o mediano plazo. Tras un imprevisto financiero importante, en ocasiones podrías tener que comenzar a construirlo todo prácticamente desde cero.
Cuando ahorramos o invertimos a largo plazo es más fácil que cometamos menos errores. Si tu horizonte se centra en el corto plazo es más probable que sobrerreacciones ante bajadas del mercado. Mientras que siguiendo una estrategia a largo plazo estarás más preparado para asumir subidas y bajadas sabiendo que tu objetivo es a muchos años vista.
  • Si sabes que en caso de emergencia necesitarás disponer del dinero guardado, entonces ahorrar a largo plazo no será la estrategia más aconsejable para ti. Si has optado por guardar tu dinero en el banco, para retirarlo, tendrás que pagar una comisión por retiro anticipado, aunque todo dependerá de la política de tu entidad bancaria.
  • Relacionado con el punto anterior, está la falta de liquidez. Solo es aconsejable invertir a largo plazo si se cuenta con un fondo de emergencia para hacer frente a urgencias como la pérdida del empleo o una enfermedad.
  • Ahorrar a largo plazo también implica estar preparado emocionalmente. Guardar dinero para un futuro que parece que nunca llegará puede ser frustrante, sobre todo si no disponemos de liquidez suficiente para cubrir todos nuestros caprichos. ¡Ten cuidado con plantearte metas demasiado ambiciosas desde el inicio!
  • La inflación es otro de los enemigos del ahorro. En términos sencillos, significa que en una situación en la que aumentan los precios y tus ahorros se mantienen constantes, tu poder adquisitivo disminuirá. Es decir que, con el mismo dinero podrás comprar menos cosas. De ahí la importancia de buscar vehículos financieros que te permitan generar rendimientos por encima de la inflación.
  • Dependerá de tu perfil de ahorrador, de tus objetivos y de tus posibilidades de ahorro. Lo que sí es cierto es que, ante la duda, lo mejor siempre será contar con un asesor profesional que te ayude a definir el horizonte temporal de tu ahorro, así como a determinar los mejores productos financieros para lograr tu objetivo.
  •  
  • Desde Allianz ponemos a tu disposición distintos tipos de instrumentos como los seguros de ahorro, ideales para personas que quieren construir un patrimonio a largo plazo sin arriesgar demasiado. ¡Contacta con nosotros y conoce más acerca de este y otros productos!
#ahorro #segurodeahorro #ahorrolargoplazo #jubilacion
ahorrar segun edad
El ahorro es un hábito que todos deberíamos aprender desde nuestros primeros años de vida. Y es que cuanto antes comencemos a ahorrar, antes lograremos un nivel de ahorro suficiente para cumplir con nuestros objetivos o hacer realidad ese sueño por el que tanto nos hemos esforzado. Tengas o no un objetivo trazado en este momento, ahorrar es imprescindible incluso para hacerle frente a situaciones inesperadas que pueden llegar a trastocar nuestros planes. Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de ahorrar según nuestra edad?
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.