Crisis de la post jubilación: cómo mejorar la capacidad financiera de los pensionistas

14/10/2021
Crisis post jubilación

Así, no solo nos encontramos con una crisis de los futuros jubilados, que se centra en las luchas financieras de las personas que ahorran para esa etapa: nos enfrentamos además a una “crisis de post jubilación”, centrada en las dificultades financieras de aquellos que ya están retirados o están a punto de hacerlo. 

En España entre 1999 y 2019, la esperanza de vida media al nacimiento de los hombres pasó de 75,4 a 80,9 años y la de las mujeres de 82,3 a 86,2 años, según los indicadores demográficos básicos que publica el INE. Eso significa que el riesgo de que se agote el dinero que tienen ahorrado en el momento de la jubilación es significativo y está creciendo.  

La crisis posterior a la jubilación se ve magnificada por la mala toma de decisiones financieras de los jubilados. “Es una preocupación que tomen decisiones financieras a largo plazo basadas en el mercado de valores a corto plazo, especialmente porque algunas de estas decisiones son irreversibles. También hacen un mal trabajo al calcular cuánto pueden gastar cada mes: algunos gastan demasiado al principio de la jubilación y dejan muy poco para años posteriores. Además, las mujeres mayores ven una caída del 47% en los ingresos tras la muerte de sus maridos. Como resultado, aproximadamente una de cada cinco viudas termina en la pobreza”, explica el profesor Shlomo Benartzi, co fundador del Behavioral Finance Forum. 

Hay muchas herramientas que podrían utilizarse para abordar esta crisis. En especial, hay un aliado que puede ayudar a los ahorradores en este trance: el behavioral finance, o conductismo financiero. Las finanzas del comportamiento son una combinación de las finanzas y las ciencias del comportamiento. Se trata de comprender cómo las personas toman decisiones financieras, qué errores monetarios cometen y, lo que es más importante, cómo pueden la industria financiera y los gobiernos ayudarlos a tomar mejores decisiones. 

Hay varias razones clave por las que el behavioural finance tiene mucho que ofrecer:

  • En primer lugar, plantea a los fabricantes de soluciones para la jubilación la necesidad de no medir el éxito de las inversiones sólo en términos de rentabilidad. La eficacia de los planes de pensiones depende de una combinación del rendimiento de las inversiones y el elemento humano. Porque dado que la responsabilidad de administrar el dinero está pasando cada vez más a los jubilados, el elemento humano es vital para comprender cómo estos administran, mejor o peor, sus ahorros. Y esta comprensión es fundamental para diseñar mejores soluciones y políticas. 
  • En segundo lugar, las finanzas conductuales ya han afectado positivamente la fase de acumulación y cómo las personas ahorran para la jubilación en países como Estados Unidos. El influyente trabajo de los economistas James Choi, David Laibson, Brigitte Madrian y Andrew Metrick sobre la inercia y las características de inscripción automática cambió la forma en que los proveedores diseñan los planes de pensiones privados en EE. UU. (los llamados planes 401 k), lo que impulsó las tasas de participación de los empleados en el país. 
  • En tercer lugar, las finanzas conductuales ofrecen información importante sobre las decisiones financieras posteriores a la jubilación. Por ejemplo, Eric Johnson, de la Universidad de Columbia, investigó las preferencias de riesgo de los jubilados y descubrió que mostraban lo que podríamos llamar "hiper pérdida". Tenían hasta cinco veces más aversión a las pérdidas que la persona promedio. Por tanto, los productos que ofrezcan garantías y protecciones deben posicionarse como una forma de obtener el control de los ingresos y los gastos. 

David Laibson de la Universidad de Harvard investigó asimismo el deterioro cognitivo y su efecto en la toma de decisiones financieras. En sus estudios de estadounidenses mayores, Laibson y sus colaboradores informan una disminución significativa en el "funcionamiento cognitivo analítico" a medida que las personas envejecen y un aumento en la aparición de demencia. Después de los 60 años, la prevalencia de la demencia aproximadamente se duplica cada cinco años. Las implicaciones de esto son importantes para quienes crean soluciones de ahorro para la jubilación, ya que el deterioro cognitivo puede dejar a los adultos mayores sin capacidad de decisión. 

En conclusión, el sector financiero debe alentar a las personas a tomar decisiones en una etapa temprana de la vida. También debe encontrar formas de proteger a los adultos mayores de agotar imprudentemente sus activos demasiado rápido, ya sea ofreciendo productos financieros que garanticen pagos de por vida o limitando la cantidad que puede retirarse en un momento dado. Tales conocimientos pueden agregar una dimensión humana al diseño del sistema de jubilación, ayudando a prevenir "puntos ciegos de comportamiento" que podrían comprometerlo dramáticamente.  

 

Respondemos a las preguntas frecuentes sobre fondos de inversión, aquí:

Allianz Fondos de Inversión Active Invest

#jubilación#finanzas#DavidLaibson#EricJohnson
ahorrar segun edad
El ahorro es un hábito que todos deberíamos aprender desde nuestros primeros años de vida. Y es que cuanto antes comencemos a ahorrar, antes lograremos un nivel de ahorro suficiente para cumplir con nuestros objetivos o hacer realidad ese sueño por el que tanto nos hemos esforzado. Tengas o no un objetivo trazado en este momento, ahorrar es imprescindible incluso para hacerle frente a situaciones inesperadas que pueden llegar a trastocar nuestros planes. Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de ahorrar según nuestra edad?
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.