Jubilación Flexible: ¿Qué es y cómo solicitarla?

16/03/2022
Jubilación Flexible

Que cumplamos la edad de jubilación no significa que debemos dejar de trabajar. Aunque para muchas personas jubilarse significa poder, finalmente, disponer de más tiempo para disfrutar de la vida y una auténtica recompensa por tantos años de trabajo, para otros supone la oportunidad de seguir en el mundo laboral bien por necesidad o bien porque aún se sienten con fuerzas para seguir trabajando.

Para las personas que se resisten a dejar la vida activa laboral existe una alternativa legal y reconocida: la jubilación flexible. Una forma legal de jubilación que permite cobrar una pensión y trabajar al mismo tiempo.

La jubilación flexible es una alternativa que permite al jubilado compaginar su pensión con un contrato de trabajo a tiempo parcial. En este caso, la reducción legal de la jornada de trabajo debe ser, como mínimo, de un 25%.

Una de las principales cuestiones que tenemos que tener muy clara es que la cuantía de la prestación se reduce proporcionalmente a la jornada laboral que se realice.

En cuanto a los requisitos que se le exige a una persona que quiere optar por la jubilación flexible, debemos tener en cuenta que no es una fórmula de retiro que aplica para todos los trabajadores. Los funcionarios civiles del Estado, los trabajadores de las Fuerzas Armadas y el personal de la Administración de Justicia gozan de otro tipo de compensaciones, pero no de la posibilidad de optar por una jubilación flexible.

Otros requisitos son:

  • Estar jubilado legalmente.
  • No está permitido que el pensionista realice una actividad por cuenta propia. Tampoco puede ocupar cargos en el sector público.
  • Iniciar un trabajo con contrato parcial cuya reducción de jornada debe situarse entre el 25 y el 50% en relación a un empleado a tiempo completo comparable.

El pensionista puede realizar varios trabajos, siempre que el total de las jornadas laborales no superen el 50%. También cotiza mientras dure el contrato a tiempo parcial aplicándose las mismas condiciones y normas que para cualquier otro trabajador.

Aunque ambas alternativas permiten trabajar y percibir la pensión de jubilación a la vez, no son lo mismo.

Tanto la jubilación flexible como la parcial, comparten algunas características, por ejemplo:

  • En ambos casos, el salario que se percibe estará sujeto al tipo de jornada laboral. En consecuencia, la pensión de jubilación se verá reducida en función de las particularidades de dicha jornada.
  • En las dos modalidades de jubilación, una vez finalice el contrato, se recalculará el monto de la pensión teniendo en cuenta las nuevas cotizaciones generadas.

Ahora bien, existen algunas diferencias que debemos tener muy claras si estamos a punto de jubilarnos, pero queremos seguir trabajando. Lo primero es que en la jubilación parcial el trabajador pasa de un contrato de trabajo a tiempo completo a uno de jornada parcial. Esto implica que la persona pueda acceder a la pensión de jubilación en la proporción de la jornada de trabajo que se reduce.

Recordemos que la jubilación flexible ocurre cuando un pensionista decide reincorporarse al mercado laboral, compatibilizando así su pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial. Esto quiere decir que el sujeto que está en situación pasiva como pensionista, vuelve, en parte a la situación activa.

Repasemos más diferencias entre la jubilación parcial y la flexible:

  • La jubilación parcial está dirigida a trabajadores por cuenta ajena con más de 60 años, mientras que la flexible permite a los pensionistas volver a trabajar.
  • En cuanto a la cotización, la jubilación parcial permite seguir cotizando a la Seguridad Social. Quienes optan por la jubilación flexible también cotizan pero, lo hacen por el tiempo invertido al mes en la actividad profesional.
  • La reducción de jornada en la jubilación flexible es entre el 25 y el 50%. En la jubilación parcial este porcentaje puede alcanzar hasta el 75% si el empleador contrata a un trabajador relevista por tiempo indefinido y a jornada completa.

La solicitud se lleva a cabo de forma presencial en las oficinas del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social). Es necesario pedir cita previa por internet o a través del teléfono 901 10 65 70.

El procedimiento lo puede llevar a cabo otra persona siempre que adjunte un documento en condición de representante legal. En cuanto a la documentación, será necesario aportar el DNI o NIE del solicitante y el formulario de solicitud de jubilación flexible debidamente cumplimentado.

Por otro lado, el solicitante tendrá que acreditar que cuenta con una oferta laboral real.

¿Te preocupa cómo vas a afrontar tu jubilación? Este es el momento de comenzar a planificar tu retiro y desde Allianz podemos ayudarte. Conversa con nuestros asesores y encuentra el producto de ahorro que mejor se adapte a tus condiciones actuales y a tus expectativas de futuro.

#ahorro #plandepensiones #jubilaciónflexible
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.