3 medidas para protegerse del cambio de política de los bancos centrales

21/01/2022
Protegerse del cambio de política de los bancos

Llenar el depósito o comprar una garrafa de aceite es mucho más caro que hace un año y, para controlar esta situación, todo apunta al endurecimiento monetario a no muy tardar.

En Estados Unidos ese escenario está más cerca. De hecho, la Reserva Federal tiene en su hoja de ruta un mínimo de tres subidas de tipos, mientras que ya ha comenzado a reducir las compras de valores, lo que se conoce como “tapering”. Mientras, en algunos mercados emergentes, así como en Noruega, Nueva Zelanda y Corea del Sur, ya se han elevado los tipos clave. 

El Banco Central Europeo (BCE), por otro lado, está siendo tímido y no demasiado claro. Sin embargo, los mercados realmente no creen que la institución monetaria europea se detenga por un período de tiempo más largo.

¿Volverá gradualmente la política monetaria a ser más “normal”? ¿O es más probable que, después de intentos de ajustes, los primeros signos de descontento de los inversores y las partes interesadas lleven al banco central a revertir el curso de la política monetaria nuevamente?

Las dudas surgen desde el punto de vista de la inversión. Desde hacía unos años no había sido tan importante volver a poner de relieve la importancia de mover el ahorro para no perder poder de compra con el paso del tiempo. Una consecuencia directa de una tasa de inflación en España superior al 6,7%, según datos anualizados del 2021.

Por un lado, el ajuste monetario y el aumento asociado de los tipos de interés reales conlleva el riesgo de una desaceleración económica severa no intencional. Por otro, esto podría tener un impacto masivo en los mercados. La retirada del “dinero barato” amenaza entonces con turbulencias.

¿Hay algunas medidas que se pueden tomar desde el punto de vista de la inversión ante estas medidas más restrictivas de los bancos centrales? La realidad es que hay tres alternativas que siempre han de tenerse en cuenta.

“No pongas los huevos en la misma cesta para evitar cualquier tipo de riesgo”. Es una de las frases más conocidas en el mundo de la gestión de activos y que cobra aún más relevancia como consecuencia del incremento de los precios.

La realidad es que, más que nunca, la diversificación es de suma importancia para cualquier estrategia de inversión con visión de futuro. Permite tener rentabilidades más sostenidas en el tiempo y limita las potenciales pérdidas que puedan ocasionarse al estar el capital invertido en diferentes activos. Es una estrategia que seguir sin lugar a dudas. La elección de fondos multi-activo puede ayudar a contar con una diversificación adecuada, ejecutada por profesionales.

En los entornos de incertidumbre e inseguridad puede resultar fundamental tener un enfoque de inversión centrado en la gestión activa. De hecho, una gestión ágil de una cartera activa, que incluye una estrategia de riesgo dinámica ayuda a reducir el impacto de las medidas tomadas por los bancos centrales. 

En tercer y último lugar, las estrategias de ingresos son recomendables en vista del entorno de tipos de interés que se prevé en el horizonte. Y es que, a pesar de las subidas, la realidad es que estarán en niveles bajos durante mucho tiempo por el alto grado de endeudamiento de las economías desarrolladas.

En acciones, estos pueden implementarse centrándose compañías que repartan dividendos, por ejemplo. Una apuesta que permite rendimientos recurrentes y que resulta de gran utilidad para combatir los efectos de las presiones inflacionarias.

Para encontrar las opciones de inversión que mejor se adapten a tu perfil de inversor, es recomendable acudir a un asesor financiero especializado  que te pueda ayudar a definir tu perfil de riesgo y a elegir el producto adecuado.

#Ahorro#ActiveInvest#Bancos#Inversión
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.