¿Cómo superar el miedo a volar? 5 consejos

23/05/2022
Perder miedo a volar Allianz
No obstante, los aviones son casi inevitables en la actualidad, especialmente cuando se trata de recorrer distancias largas, por lo que en este artículo os daremos algunos consejos para superar el miedo a volar o, por lo menos, para empezar a trabajar. ¡A por ello!
El miedo es una respuesta natural y humana ante lo desconocido. En el caso de un viaje en avión, es completamente natural sentir ansiedad por el pensamiento lógico de que todo lo que sube, cae. Sin embargo, cuanta más información recopiles acerca de lo que implica viajar (funcionamiento del avión, formación de los pilotos, políticas de seguridad de la aerolínea que has elegido), mayor facilidad tendrás de racionalizar la experiencia. Otro buen consejo en este aspecto es pedirle a amigos o conocidos que tengan experiencias de vuelo satisfactorias que te las cuenten detalladamente.

Los asientos del avión varían en comodidad dependiendo del área en el que se encuentren. Expertos en aviación afirman que la parte trasera de la aeronave es la más inestable en cuanto a que es allí donde el pasajero percibe mayor sensación de turbulencia. ¿La mejor zona para evitar esto? La zona de las alas, pues es la más estable de todo el avión.

Por otro lado, sabemos que los asientos no son demasiado amplios y la sensación de encajonamiento puede desatar episodios de pánico. Intenta elegir un asiento cercano a las salidas de emergencia o en la primera fila, idealmente junto al pasillo. Viajar lo más cómodo posible ayudará a que el viaje se haga ligero y pase rápido.

Antes de este viaje, habrás hecho otros más en coche o en autobús sin sentir pánico por ello. Pues bien, una buena forma de engañar a tu cerebro es cerrar los ojos e imaginar que vas en un viaje terrestre que acabará tan pronto como llegues a tu destino. La idea de ir transitando por una carretera te ayudará a relajarte durante el trayecto.
La naturaleza agotadora de los viajes en avión ha hecho que las aerolíneas tengan una oferta de entretenimiento interesante (series de televisión, películas, documentales, conciertos, programas infantiles, películas animadas…). Elegir una opción que capture tu atención y concentrarte en su desarrollo te permitirá distraerte del miedo que puede causarte el hecho de estar suspendido en el aire dentro de un avión.
Bien sea que te vayas de vacaciones, a visitar a un ser querido, a conocer un lugar nuevo, las maravillas del destino que te espera es un buen aliciente para cerrar los ojos, concentrarte en ello y olvidarte de lo que está pasando a tu alrededor.
Esta última opción puede ser el plan de emergencia en caso de que los consejos anteriores no funcionen. Echar mano de medicamentos relajantes como pastillas para dormir puede mejorar significativamente tu experiencia de vuelo en la medida en que haya pasado antes de que puedas darte cuenta. Recuerda acudir a tu médico de cabecera para que sea él o ella quien te recete la medicación y la dosis adecuada según sea tu caso.
#consejos #viajes #avion #aerofobia