Consejos para comprar un barco de segunda mano

11/10/2021
Es comprensible que pienses en cifras desorbitadas cuando se te viene a la cabeza la idea de adquirir un barco de ocasión y, ¿cómo no? si se trata de una embarcación de tamaño y tonelaje importante. La buena noticia es que este tipo de compras no están reservadas únicamente para las personas con mayor capacidad adquisitiva. Actualmente, es mucho más fácil que antes dar con algunas ofertas que te sorprenderán. Eso sí, nunca está demás que sigas estos consejos antes, durante y después de llevar a cabo la compra.
Tips al comprar un barco de 2a mano
Esta es nuestra primera y más importante recomendación. Si no tienes experiencia en temas de barcos, la decisión más sensata que puedes tomar es dejarte asesorar por un experto náutico (ingeniero naval o un inspector de embarcaciones).

Otra opción es acudir a una compraventa donde te atenderán personas conocedoras y expertas en la materia. Si no tienes las cosas claras, elegir el barco correcto que se adapte a tus necesidades, estilo de vida y presupuesto puede ser muy complicado.

Lanzarte al mercado de la compraventa de barcos sin controlar los precios puede complicar tu compra. Esto es así porque te podrás encontrar con naves con características muy similares, pero con precios bastante distintos.

En ese caso, es importante que tengas dos cosas muy claras: los barcos más caros no tienen por qué ser la mejor opción y que tu presupuesto no puede limitarse únicamente al precio que pagarás a su anterior dueño. También tienes que estimar los gastos de mantenimiento, los trámites de traspaso, la certificación, el amarre y la contratación de un seguro de embarcaciones.

Teniendo esto en mente, podrás salir a buscar el modelo idóneo sabiendo hasta dónde puede ceder tu billetera.

Si no sabes cómo comprar un barco de segunda mano, un buen consejo es comprobar el precio de venta. Lo puedes hacer a través del Ministerio de Hacienda que todos los años publica un listado oficial de precios promedio de coches, motos y barcos.

Esta información te servirá como referencia para calcular el impuesto de transmisión patrimonial y actos jurídicos documentados. Estas cuantías se han de abonar antes de transferir un barco en capitanía.

Después de varias tardes paseándote entre muelles para encontrar ese barco de segunda mano ideal para ti, finalmente tienes la decisión tomada. Y, ¿qué sigue ahora para continuar con la compra? Comprobar que la embarcación se encuentra en buen estado, tanto a nivel estético como técnico.

Aunque no tengas experiencia con barcos, hay ciertas señales que te pueden indicar si el barco está o no bien cuidado. Por ejemplo, las grietas o rajas en la pintura pueden darte indicios de accidentes pasados. También es importante que no te dejes llevar por una buena pintura. Revisa que no existan deformaciones y la existencia de varios materiales en las juntas.

Procura que un profesional revise por ti el estado de las hélices y la holgura que tiene el eje del timón. Asimismo, es importante que compruebe cómo se encuentran otros elementos como los anclajes, los grifos de fondo, la grilla del barco y la bomba de achique. El estado del cableado eléctrico es otra cuestión que debes tener muy en cuenta. Las zonas de recalentamiento pueden darte señales sobre posibles averías y cortocircuitos.

Para todo esto, lo mejor es ver el barco a flote y en seco. De esta forma podrás comprobar si existe o no alguna alteración que en el futuro pueda dar problemas, tal como la ósmosis (fenómeno que se produce cuando el agua del mar entra de forma inminente en el casco de un barco formando una especie de ampolla).

¿Quieres saber si el barco de segunda mano que estás a punto de comprar tiene embargos o cargas fiscales? Una forma de verificarlo es contratando los servicios de una gestoría náutica o solicitando la información en el Registro de Buques de la Dirección General de Marina Mercante. Con estas referencias podrás consultar las bases de datos oficiales.

No olvides solicitar la copia de la hoja de asiento que sirve para conocer cuántos propietarios ha tenido la embarcación, así como cambios de motor, hipotecas y otra información relevante para la compra.

Otro consejo para comprar un barco de segunda mano es solicitar el certificado de navegabilidad del barco. Este documento acredita que la nave cumple con todos los requisitos exigidos por ley para salir al mar. Lo expide la Administración Marítima y lo regula el Ministerio de Fomento.

Si se niega, lo mejor será no proceder con la compra. Una prueba de navegación es ideal para que pruebes el barco en el agua y te asegures de que efectivamente es la embarcación que estás buscando. Este es el momento ideal para comprobar si el barco vibra y su capacidad para aislar el ruido del motor.

En cuanto tengas la decisión tomada, recurre a un perito o inspector náutico. Es la mejor forma de asegurarte de que estás comprando una embarcación en buen estado. Y, después, lo más importante: ¡asegurarla! Cuenta con los profesionales de Allianz para ayudarte a diseñar una póliza de embarcaciones a la medida de tus necesidades.

#consejos #segurosembarcaciones #barcodeocasion #segundamano
el-mediterraneo-en-barco
¿Te gusta pasar tu tiempo libre en un barco? ¿Eres un amante de la navegación y quieres saber cuáles son las perlas del Mediterráneo?