Seguro de vida sin cuestionario de salud: ¿es posible?

En el momento de acordar un seguro de vida, la mayoría de las aseguradoras solicitan a sus clientes una declaración firmada que ofrece una perspectiva general de su estado de salud. De hecho, este formulario permite a la entidad valorar el riesgo que asumirá al realizar el contrato.

Las preguntas con la que se pueden encontrar en el cuestionario de salud para un seguro de vida comprenden desde aspectos básicos sobre el asegurado —como edad, altura y peso, o profesión—, hasta aquellas con relación a patologías pasadas. Las lesiones, los tratamientos, las enfermedades neurológicas y oncológicas y las operaciones cobran especial relevancia en este paso. Así mismo, también es posible encontrar preguntas sobre el estilo de vida y hábitos no saludables.

Antes de nada, hay que saber que no es posible formalizar un seguro de vida sin el cuestionario de salud. La razón es simple: antes de prestar sus servicios, la entidad aseguradora debe conocer el estado de salud de cada cliente para detectar posibles riesgos. De todos modos, y a diferencia de otros seguros, el test para suscribir una nueva póliza es más breve y conciso. Así, se facilita la contratación y la agilidad de los trámites.

En el caso de que el capital a asegurar sea bajo, la gestión será aún más sencilla y el cuestionario contemplará tan solo 4 o 5 preguntas generales. Eso sí, recomendamos leer el contrato y conocer las condiciones del mismo, tener en cuenta las exclusiones, formalizar el acuerdo por escrito y guardar la información.

La principal razón para que la entidad valore la salud del cliente es evitar el fraude. Para ello, la aseguradora realiza un sencillo cuestionario al que conviene responder por completo y con total honestidad, ya que, según la Ley, dejar en blanco alguna de las preguntas no implica una respuesta negativa.

De todos modos, la mayoría de las compañías admite a cualquier cliente, salvo en casos extremos como personas de edad muy avanzada, usuarios que desean asegurar un capital muy alto o pacientes con mucho riesgo de salud.

Aunque no es posible realizar un seguro de vida sin cuestionario de salud, tampoco es obligatorio. Según el artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro, la única responsabilidad del cliente es comunicar su estado de salud para que la aseguradora pueda valorar el riesgo de forma adecuada. Dicho de otro modo, siempre y cuando la compañía esté informada de las circunstancias del asegurado, no será necesario responder a las preguntas del formulario.

Además, algunas empresas ofrecen la posibilidad de contratar el seguro de vida sin cuestionario de salud al efectuar un cambio de compañía, ya que solicitan las condiciones de la póliza anterior para conocer las circunstancias del cliente. En definitiva, la aseguradora debe tener acceso a la información sobre la situación personal para que una persona pueda optar a un seguro de vida sin test. De lo contrario, será necesario contestar a unas breves preguntas.

La práctica más habitual es rellenar un sencillo formulario, pues la aseguradora necesita conocer el estado de salud del contratante. Por ello, son pocos los casos en los que se puede contratar un seguro de vida sin cuestionario de salud. Si estás pensando en contratar una nueva póliza y necesitas asesoramiento, contacta con nosotros

#FAQs #segurodevida #cuestionariosalud #polizasalud
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.