¿Qué cantidad de dinero debo ahorrar?

15/01/2021

Comprar un piso nuevo, cambiar de coche, pagar los estudios universitarios de tus hijos. Ahorrar es el mejor hábito que podemos cultivar si queremos ser capaces de sortear las dificultades de la vida que pueden llegar sin previo aviso. No obstante, ahorrar no solo es conveniente para hacerle frente a emergencias, sino también para materializar sueños y metas sin necesidad de endeudarnos.

Independiente de nuestro nivel de ingresos, debemos acostumbrarnos a destinar una parte de estos al ahorro. Controlar nuestras finanzas diseñando un presupuesto mensual y ciñéndonos a él es la mejor forma de comprobar nuestra capacidad de ahorro y de identificar aquellos gastos innecesarios que puedan estar afectando nuestra economía. Hacer crecer tus ahorros y construir un patrimonio requiere de constancia y responsabilidad y una manera de hacerlo con la ayuda de profesionales es contratando el Unit Linked de Allianz.

cuanto dinero he de ahorrar

No todas las personas tienen la misma capacidad económica ni la misma estructura de gastos, por lo que es más conveniente hablar de porcentajes orientativos que de cifras. En cualquier caso, referirnos a valores universales que apliquen para todos por igual es muy difícil y poco útil.

Así pues, expertos recomiendan, como mínimo, apartar un 10% de los ingresos y asignarlos a la reserva personal o familiar. Otra alternativa responde a la famosa regla del 50/30/20 que se basa en destinar un 50% de los ingresos a los gastos fijos como alquiler, hipoteca, facturas de luz y agua, comida, etc. El 30% podrías utilizarlo para los gastos personales relacionados, por ejemplo, con el ocio. Finalmente, el 20% restante es lo que deberías emplear para el ahorro.

Cuando tenemos familia, los gastos a los que tenemos que hacer frente en comparación con una persona soltera, son significativamente mayores. Por ello, se recomienda cubrir las necesidades básicas como vivienda, transporte, salud, alimentación y otros con el 70% de los ingresos familiares y destinar el 30% restante al ahorro, pago de deudas y entretenimiento.

Asimismo, conviene prestar atención a la deuda mensual. Esta nunca debería superar el 10% de los ingresos. En caso contrario, estaríamos hablando de sobreendeudamiento, condición que hace casi imposible el ahorro de dinero mensual.

La forma más tradicional de ahorrar y con la que la mayoría de las personas están relacionadas es depositando el dinero en una cuenta de ahorro, opción que no es tan conveniente si esperamos contar con ciertos rendimientos. En cambio, existen otras alternativas como los seguros de inversión con los que puedes destinar tu dinero a distintos fondos multiactivos con rentabilidades generosas y riesgos más ajustados.
  1. Registra tus gastos. La mejor forma de hacerlo es a través de una hoja de cálculo o de una aplicación gratuita que te permita hacer un seguimiento de lo que ingresas y lo que gastas cada mes.
  2. Ahora que ya sabes cuáles son tus gastos fijos y variables, es hora de construir un presupuesto. Es la mejor manera de planificar tus gastos y limitar aquellos que sean excesivos.
  3. Puede que en estos momentos no estés ahorrando tanto como quisieras. Hasta que tu situación económica mejore, puedes considerar recortar tus gastos. Identifica aquellas categorías que no son realmente imprescindibles y busca los mejores planes y tarifas de servicios como los de telefonía o televisión por cable.
  4. Presta atención a los gastos hormigas. Parecen irrelevantes, pero realmente no lo son y pueden afectar considerablemente tu presupuesto. Comprar un café todos los días en el bar de casa o tomar el desayuno fuera a diario, no es la mejor forma de controlar tus gastos.
  5. Establece metas de ahorro. Empieza por pensar para qué quieres ahorrar y decide un plazo
#ahorro #inversión #ahorro #comoahorrar #consejosahorro
frenos a la hora de invertir
Los seres humanos somos, por naturaleza, seres emocionales. Siempre que debemos tomar una decisión, en nuestro cerebro se disputa una batalla entre la razón y la emoción. Cuando hablamos de aspectos económicos y financieros, la cuestión no es muy diferente. En los procesos de inversión dejarnos influenciar únicamente por lo que sentimos puede ser verdaderamente contraproducente a la hora de operar. Controlar nuestros impulsos, aprender a manejar nuestras emociones y saber ponerles freno a nuestras ambiciones es fundamental para lograr la rentabilidad que esperamos. 
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.