Cómo ahorrar en función de la edad que tengas

03/02/2021

Para nuestros hijos, el único ingreso al que tienen acceso es el “salario” que les asignamos de manera semanal o mensual por cumplir con sus responsabilidades escolares y apoyar en las tareas del hogar. ¿Acaso no es dinero suficiente para aprender a ahorrar desde que son pequeños? ¡Por supuesto que sí! De hecho, la responsabilidad de crear un plan de ahorro y de enseñar a los hijos el valor del dinero y la importancia de alejarse de los gastos excesivos es de los padres o del adulto a cargo.

Tener una hucha en casa nunca es una mala idea. Aunque ese dinero que vamos acumulando en ese recipiente conocido por todos nunca va a generar ningún tipo de rendimiento, sí que es una buena herramienta que nos permite transmitir a nuestros hijos las primeras enseñanzas en materia financiera y a crear en ellos esa sensación de que destinando una parte del dinero que ganan, serán capaces de hacer realidad muchos de sus sueños: comprar un juguete nuevo, disfrutar de unas vacaciones fuera del país, etc.

Ahora bien, si lo que buscamos es ahorrar para su educación universitaria o sencillamente construir para ellos un colchón económico en caso de hacerles falta, una cuenta bancaria de ahorro no es la mejor alternativa. No genera ningún tipo de interés y por ende, nuestro dinero no crece. En cambio optar por los siguientes productos financieros nos garantiza invertir una cantidad de dinero que crecerá en el tiempo:

  1. Una cartera de acciones. A largo plazo, invertir en acciones suele ser una buena alternativa. A su favor, cuando compramos acciones nos olvidamos de las comisiones de gestión recurrentes, pero no de las que corresponden a la compra y venta.
  2. Unit Linked. Si no tienes claro cómo invertir tu dinero y tener la tranquilidad de que el futuro de tus hijos estará protegido,  un seguro de vida ligado a un fondo de inversión es todo un acierto. Te permite ahorrar a la vez que suscribir una póliza de vida. Además, eres tú quien decide la cantidad de dinero a invertir  y cómo se distribuirá el capital en función de tus expectativas de rentabilidad.
  3. Fondos de inversión. Son especies de cestas que pueden contener diferentes tipos de activos: acciones, deuda de estados, inmuebles, etc. Sus principales ventajas: funcionan con interés compuesto y no pagan impuestos por traspasos de un plan a otro.
ahorrar segun la edad

Llegados a este punto, ya somos capaces de establecer por nuestra propia cuenta un plan de ahorro a largo plazo. En términos generales, es el período en el que tenemos nuestros primeros empleos y aunque no siempre alcanzamos la estabilidad que deseamos, deberíamos poder comprometernos con destinar, al menos, el 10% de nuestros ingresos al ahorro. Todo dependerá de las circunstancias personales y profesionales de cada uno.

Es un buen momento para comenzar a aumentar este porcentaje de manera progresiva y en función de cómo vaya mejorando nuestro panorama laboral. Aunque no estés en capacidad de invertir, sí que es buen momento para evaluar los diferentes instrumentos financieros que te puedan ayudar a alcanzar tu objetivo más adelante.

Es una realidad que, en la actualidad, el mercado laboral no pasa por su mejor momento dejándonos una altísima tasa de desempleo juvenil y contratos de trabajo precarios que a muchos no permite dar un paso más. No obstante, para otras personas, llegar a los 30 supone que ya se ha conseguido cierta estabilidad profesional en condiciones mucho más favorables.

Esto implica disponer de ingresos más altos y, por ende, este crecimiento también debe trasladarse a nuestros ahorros, por lo que desde Allianz te recomendamos, como mínimo, destinar el 20% de tu salario al ahorro. Ahora bien, ¿qué harás con ese dinero? ¿Guardarlo debajo del colchón? Desde luego no es la mejor opción. 

Llegados a la década de los 30 es importante comenzar a pensar en la jubilación. Aunque parece una meta lejana, la realidad es que cuanto antes empecemos a invertir en un producto financiero, será más fácil acumular cantidades con las que podamos mantener un nivel de vida cuando se acerque el momento del retiro. En ese sentido, puedes optar por un plan de pensiones que se adapte a tu perfil de riesgo, expectativas de rentabilidad y horizonte temporal.

La franja de edad comprendida entre los 40 y 55 años es la que representa una mayor capacidad de ahorro y en este sentido, la jubilación debe ser tu prioridad. Es el momento de fortalecer los ahorros y enfocarlos a tu retiro. Puesto que los gastos como unidad familiar pueden comenzar a descender, es fundamental controlar los gastos y evitar a toda costa aquellos que sean innecesarios. Ten en cuenta que cuanto más te vayas acercando a la jubilación, más conveniente será aumentar el dinero que ahorras.. Entorno a un 30% es un porcentaje sano.

Además de contratar un plan de pensiones, también puedes evaluar otros sistemas alternativos como los seguros de vida o las carteras de fondos de inversión.

#ahorro #comoahorrar #ahorrarsiendojoven #ahorrarsiendomayor
como ahorrar dinero
Ahorrar una parte del dinero que ganamos cada mes es una forma de asegurarnos de que en el futuro seremos capaces de hacerle frente a situaciones de emergencia o simplemente cumplir con esos objetivos que nos hemos propuesto por años. Por ello, establecer qué porcentaje de tus ingresos debes destinar al ahorro es imprescindible para gozar de una buena salud financiera que te permita cumplir con todas tus obligaciones económicas y no desmejorar tu estilo de vida. Si necesitas algunos trucos para ahorrar y, sobre todo, conocer qué parte de tu sueldo debes guardar sigue leyendo y toma nota. 
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.