¿Qué cubren los seguros de equipos electrónicos?

La evolución tecnológica ha dado lugar a equipos cada vez más complejos que requieren un seguro específico. De hecho, la póliza de averías de maquinaria es, a menudo, inadecuada en el caso de daños a estos aparatos electrónicos.

En cambio, el seguro para equipos electrónicos garantiza su cobertura a modo de reparación o reposición cuando se produzca un daño accidental. Esta póliza comprende estos dispositivos cuando se encuentran en reposo y desmontados; como en las tareas reparación, mantenimiento o limpieza.

Los equipos de oficina, artes gráficas, comunicación y medición, prueba o vigilancia son algunos que incluye esta póliza. De todos modos, algunas compañías aseguradoras ofrecen la opción de asegurar cada equipo con sus propias particularidades y cubrir únicamente los daños externos. En cambio, los bienes de vida corta o muy sensibles al desgaste se excluyen de este seguro.

La cobertura del seguro para equipos electrónicos se estructura en una garantía básica y en otras opcionales. Independientemente de esto, solo tendrá validez en el espacio donde especifique las condiciones de la póliza.

La cobertura básica comprende multitud de circunstancias y causas, ya sean internas como externas. Algunos de los motivos que pueden provocar la avería de los equipos y sistemas electrónicos son los defectos de diseño, fabricación o montaje; la explosión interna y las sobretensiones. Además, el robo, los fenómenos meteorológicos, el impacto y la introducción de líquidos son otros causantes de los daños.

Asimismo, existen coberturas adicionales para el seguro de equipos electrónicos a través de las cuales ampliar la protección de los informáticos. Estas garantías abarcan desde los soportes de información hasta el incremento de los costes de arreglo, sustitución o mantenimiento.

Cuando se produce un desperfecto, la compañía de seguros hace una valoración de la avería o del accidente. En el caso de que sea parcial—cuando tan solo hay piezas o partes dañadas—, la aseguradora tendrá en cuenta el valor de reposición a nuevo. En cambio, cuando hay un siniestro total o el coste de reparación es superior al precio real, se regirá por el valor de mercado.

Por esta razón, la suma asegurada debe corresponderse con el coste necesario para la reconstrucción completa o la nueva adquisición. En el importe también se incluyen los gastos de transporte, el montaje y los derechos de aduanas.

Asimismo, la compañía querrá conocer algunos datos para evaluar los bienes y considerar la cobertura del seguro para los equipos electrónicos, como su identificación, tu siniestralidad en los últimos años y la actividad de la empresa, cuando aplique. De todos modos, te recomendamos consultar con tu aseguradora y revisar las condiciones de la póliza.

Tanto si eres un particular como si deseas proteger los principales bienes de tu empresa, la cobertura del seguro para equipos electrónicos te permitirá estar tranquilo ante cualquier avería o siniestro. No obstante, si tienes dudas o quieres conocer las condiciones y oportunidades que ofrece tu póliza, puedes contactar con alguno de nuestros asesores.

#coberturas #equiposelectronicos
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.