Cómo cambiar un neumático de moto

27/11/2018
Cambiar la rueda de una moto, si se dispone de los materiales adecuados, es una tarea bastante simple. Y es que, aunque los seguros de moto ofrezcan cobertura para este tipo de incidencias en carretera, lo cierto es que uno nunca sabe cuándo podrá necesitar saber cómo cambiar un neumático dañado para poder circular de nuevo. 
Cambiar neumático moto
  1. Primer paso. Lo primero que hay que hacer es poner la moto en una posición fija para que se pueda realizar la operación con ella estable. Para ello, se puede utilizar el caballete de la moto en posición central o un gato de coche y, a ser posible, alguien que asista y ayude a realizar también los próximos pasos.
  2. Segundo paso. Lo siguiente que se debe hacer es dejar que salga todo el aire del neumático. Para desinflarlo será necesario abrir la válvula, enroscándola con el purgaválvulas. Hay que estar preparado y atento porque el aire puede salir con fuerza.
  3. Tercer paso. Una vez la rueda está desinflada, se tiene que separar la goma de la llanta. Para ello se utilizará el destalonador, con el que se recorrerá toda la llanta por ambos lados, despegando el exterior del neumático. Para facilitar la operación, se puede usar específicamente un destalonador de palanca.
  4. Cuarto paso. Cuando el exterior de la rueda esté despegado, será el momento de retirarlo. Para realizar esta acción será necesario hacer uso de la fuerza, por lo que, lo mejor, es buscar una posición que permita hacer presión con el cuerpo. 
  5. Quinto paso. Es el momento de poner el neumático nuevo sobre la llanta. Para ello es importante prestar atención al indicador de sentido de la marcha de la rueda, indicado en algunas gomas. Durante esta operación, se utilizarán la brocha y el jabón de montaje, que ayudarán a que la colocación sea más cómoda y fácil. 
  6. Sexto paso. Ahora que la nueva goma envuelve la llanta, será necesario volver a utilizar el destalonador para hacer el proceso a la inversa, asegurar que el neumático queda bien sujeto. 
  7. Séptimo paso. Por último, se utilizará el compresor de aire para inflar ligeramente la rueda. Después se usará la espátula para confirmar la sujeción de la goma en la llanta. Finalmente, se terminará de inflar el neumático. Tras estos siete pasos, la moto estará lista para circular en óptimas condiciones de nuevo.
El granizo es uno de los fenómenos meteorológicos que más puede dañar tu coche si lo tienes aparcado en la calle. Te damos algunos consejos para protegerlo al máximo