Gasolina Low Cost: ¿es de peor calidad que el resto?

02/05/2022
Gasolina Low Cost

La gasolina low cost es una realidad desde hace varios años en España, puntualmente desde que en 2013 entró en vigor la Ley de Hidrocarburos que, entre otras cosas, permitió acabar con el monopolio de las cadenas petroleras al limitar al 30% su presencia en el mercado en cada provincia. Ese mismo año empezaron a aparecer las ‘gasolineras de marca blanca’, nombre que se le dio al ofrecer combustible low cost, y desde entonces han estado compitiendo con los grandes nombres de la industria petrolera con cierto éxito.

Ahora bien, su precio reducido aún levanta sospechas entre los usuarios de vehículos automotores. Una de las razones por las cuales las gasolineras low cost han llegado para quedarse es que la reducción del precio puede ser de hasta 0,20 céntimos por litro consumido, lo que en gran escala puede representar un ahorro significativo. Su expansión desde que empezaran a aparecer hace ya nueve años ha sido contundente y a día de hoy, representan más del 25% del total de gasolineras en el país. 

El precio bajo se debe a diferentes factores que vale la pena analizar y que poco tienen que ver con la calidad del producto. En primer lugar, la estructura de las gasolineras low cost es diferente al de las grandes cadenas petroleras, pues está basada en un modelo click & go, cuyo montaje es relativamente rápido y puede completarse en pocos días a un coste mucho más reducido que el modelo tradicional. 

En segundo lugar, este tipo de gasolineras suelen no requerir de operadores para funcionar, pues están diseñadas para que sea el mismo cliente el que se encargue de repostar, pagar y atender sus necesidades dentro de los servicios que ofrece la gasolinera. Este ahorro en personal también incide en el coste reducido de la gasolina que venden.

El tercer factor es la localización de los surtidores, que suelen estar lejos de los cascos centrales de las ciudades y de las zonas más transitadas. Al estar ubicados en terrenos periféricos y algunas veces industriales, el coste del alquiler es más económico y permite mantener el coste reducido del producto.

Un cuarto factor entra en juego son los aditivos que las gasolineras tradicionales aplican a su producto y que, al representar un gasto extra, lo encarecen. Este ahorro también se ve reflejado en el precio de la gasolina low cost.

La respuesta corta es: sí. Sí es posible confiar en la calidad de la gasolina low cost, principalmente porque cumple con todos los estándares mínimos de calidad, pues está regido por la normativa estatal EN 22.

Además, los centros de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) están distribuidos por todo el país, y son los encargados de recibir, almacenar y distribuir productos petrolíferos, entre ellos, el Diesel. Esto garantiza que todo el combustible que se distribuye, sea caro o no, cumple con las normas mínimas de calidad.

Por último, has de tener claro que la calidad de la gasolina low cost no afectará el motor de tu coche o moto, pues la única diferencia entre esta y la gasolina tradicional es que la segunda no contiene aditivos.

#motor #segurocoche #seguromoto #gasolinalowcost
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.