¿Qué significa el humo azul que sale del tubo de escape del coche?

17/07/2020

Cuando hablamos de coches con averías, lo primero que debes tener en cuenta es que al arrancar el motor de un automóvil es muy normal que este expulse un humo ligero y de color blanquecino. Esto no es más que el resultado del vapor de agua que se crea por la condensación en el sistema de escape.

Si detectas que el humo es inodoro, semitransparente y nada espeso -más bien ligero-, entonces no debes preocuparte. Dicho esto, pasemos a analizar aquellos tipos de humo que sí pueden indicar que algo en tu coche no va bien, ya sea por su antigüedad o porque no ha recibido el mantenimiento adecuado. En ese aspecto, contar con un seguro de coche es lo más conveniente si quieres tener tu coche en las mejores condiciones y evitarte un disgusto ante cualquier imprevisto.

midgt carnet de conducir movil

El color del humo que sale por el tubo de escape puede indicar que se trata de una avería del motor o, incluso, una serie de desperfectos mecánicos que, de no ser reparados a tiempo, podrían ocasionar averías cuyos costes de reparación podrían elevarse significativamente. Entonces, ¿a qué se debe ese color tan extraño que muchos conductores ignoran?

 

  • Cuando los sellos de la guía de las válvulas o los anillos del pistón están muy gastados, el motor podría estar quemando demasiado aceite junto al combustible. En este caso es muy importante que un mecánico profesional revise el nivel de aceite, así como cualquier problema con las piezas antes mencionadas.
  • El humo azul también podría indicar que existen problemas con el soplado del turbo, por lo que, si así lo determina tu mecánico de confianza, sería recomendable repararlo o sustituirlo.
  • En coches más antiguos y con un kilometraje alto, el humo azul puede ser señal de daños mucho más graves que aparecen como consecuencia del desgaste de las piezas del motor.
  • Una avería muy común en los coches con motor turboalimentado y relacionada directamente con el humo de color azul es la filtración del aceite en el motor a través de los cojinetes de fricción, piezas fundamentales para evitar el desgaste de los puntos de apoyo de la máquina.
  • En automóviles con motores sin turbo, el humo azul puede ser una clara señal de que el motor está llegando al final de su vida útil. En ese caso, será primordial revisar el estado de los retenes, lo que supone un gasto importante al tener que abrir el motor por la culata, estructura de metal que sirve para soportar varios elementos del motor.

 

La gran pregunta que probablemente te formulas ante una de estas situaciones es si estos daños tienen solución. La respuesta en muchos casos es positiva, pero dependerá fundamentalmente de que se detecte a tiempo y del propio desgaste de las piezas. En este sentido, algunos aditivos están indicados para reducir el consumo de aceite y evitar ese tedioso humo azul. 

El humo negro es un claro aviso de que debes llevar tu coche a revisión cuanto antes. El principal causante de este problema, tanto en vehículos con motor de diésel como en los de gasolina, es la mezcla entre el combustible y el aire que se produce en su interior.

Ese humo de color negro aparece cuando, en el momento de la combustión, hay un exceso de gasolina con respecto a la cantidad de aire que entra en el cilindro. Dicho de otro modo, hay una parte del carburante que no se aprovecha y acaba quemándose y saliendo por el tubo de escape. Al final, esto se traduce en una significativa pérdida de combustible y de dinero.

Una revisión del filtro de aire, de los sensores de inyección, inyectores y del regulador de presión de combustible será primordial para diagnosticar el problema de raíz.

No es nada grave siempre que se trate de hilos finos y poca cantidad de humo. Es muy probable que sea producto de una acumulación de condensación en el sistema de escape. Al poco de encender el motor, el humo blanco debería desaparecer.

Si detectas que el humo es cada vez más denso, entonces sí hablamos de una avería más seria: al quemarse el líquido refrigerante del motor o mezclarse con el aceite, el coche se puede sobrecalentar y producir una rotura del motor. 

Ante cualquiera de estas situaciones, lo más conveniente es poner tu automóvil en manos de un experto, cumplir con las revisiones periódicas y, por supuesto, contar con un buen seguro para tu vehículo que te permita hacer frente a cualquier imprevisto sin mayor preocupación.

problemas pedal acelerador
Ya hemos hablado de cómo detener el coche cuando los frenos fallan, por lo que este artículo será para evaluar lo que se debe hacer en el caso contrario, cuando es el pedal del acelerador el que no responde. Esperamos que nunca pases por ninguna de estas dos situaciones, pero es mejor conocer los mecanismos de emergencia y no necesitarlos que necesitarlos y no conocerlos. En cualquier caso, lo mejor es que tengas tu seguro de coche al día para estar respaldado en caso de emergencia.
LEER ahora
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
Ir a Área privada
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
llama al 902 300 186
Contamos con más de 13.000 asesores por todo el país. Encuentra al tuyo.
Ver mapa asesores