cambiar aceite del coche

 

05/11/2019. Pocas operaciones mecánicas son más comunes y necesarias que el cambio de aceite y filtros, una necesidad que lleva a miles de conductores a diario a llevar su coche al taller mecánico para que se encarguen de ambas cosas, cuando la realidad es que es posible hacerlo en casa nosotros mismos. Te contamos cómo hacerlo a continuación.

 

El cambio periódico de aceite y filtros de tu coche es necesario para garantizar el buen funcionamiento del motor y cuidar el sistema mecánico en general. El aceite es el encargado de lubricar las piezas internas y conforme se va quemando, va generando partículas de suciedad que son recogidas por los filtros. Cuando el aceite y los filtros están sucios, el coche tiende a recalentarse, poniendo en riesgo la vida del motor y de toda la parte mecánica en general. Según el fabricante del coche y el tipo de aceite que se use, lo usual es que se cambie cada 5.000 km. y máximo hasta los 30.000 (el manual del coche te dirá la información exacta). 
 
 

¿Qué necesitas para hacerlo? 

  • Aceite para motor
  • Embudo
  • Filtro de aceite
  • Gato o rampa para elevar el vehículo
  • Llave inglesa para el tornillo del cárter
  • Guantes
  • Bolsa o recipiente para depositar el aceite sucio 
 
 
Pasos a seguir para cambiar el aceite tú mismo
 
Arranca el coche:  es más fácil si el cambio de aceite lo hacemos con el motor caliente. Deja el coche encendido entre 5 y 10 minutos. 
 
Retirar los filtros: para esto puede ser necesario retirar el cubremotor, una pieza que va en la parte superior del motor, que puede ir sujeta con tornillos. En algunos vehículos puede ser más fácil localizarlos por la parte inferior. 
 
Eleva el coche: solo un poco, en la parte delantera, de manera que tengas acceso a la parte inferior del cárter. Hazlo con mucho cuidado y no más de lo necesario para tener buena visibilidad. 
 
Revisa la varilla de medición: para esto debes quitar el tapón del aceite y sacar la varilla de medición. Esta te indica la cantidad de aceite que tiene el coche.
 
Abre el cárter: pon el recipiente que has destinado para recoger el aceite usado y retira los tornillos que lo sostienen para poder abrirlo y vaciar el aceite sucio. Si lo hacemos con el motor aún caliente, el aceite saldrá mucho más fluido, si lo hacemos con el motor frío saldrá más viscoso. Deja que salga todo el aceite. 
 
Quita el filtro: en principio deberías poder removerlo con la mano, girándolo en dirección contraria a las agujas del reloj. En caso de que no, necesitarás una llave especial para poder sacarlos. 
 
Engrasa la goma del filtro nuevo: antes de poner el nuevo filtro, tienes que lubricar las juntas para que no se quede pegado la próxima vez que necesitemos cambiarlo. Después de hacerlo, puedes introducir y enroscar el nuevo filtro con la mano y vuelve a poner el tapón de vaciado en su lugar. 
 
Pon aceite nuevo de calidad: finalmente es momento de que repongas el aceite que has drenado con aceite nuevo. Para no quedarte corto ni pasarte de cantidad, puedes ir midiendo con la varilla hasta que consigas que se manche en un intervalo entre dos muescas. 
 
 
De todas formas, si te parece un proceso muy dificil, recuerda que con nuestros seguros de coche todo riesgo, tendrás acceso a una revisión anual de tu vehículo en la que se comprobarán los niveles de todos los líquidos del coche.