he pagado el impuesto de la moto

 

27/08/2019. Si eres dueño de una moto o vehículo sabes que estás sujeto a pagar una serie de impuestos obligatorios y que, de no hacerlo a tiempo, puede costarte multas cuantiosas, sanciones y pérdida de puntos en el carnet. Esto implica estar al corriente de lo que debes abonar y cada cuánto debes hacerlo, pues el desconocimiento de la ley no te exime de cumplirla y no te eximirá de las sanciones correspondientes. Hoy hablamos de los impuestos de tu moto y de cómo estar seguros de cuáles debes pagar.

 

Quizá si decimos que el impuesto más importante de todos es el Impuesto sobre vehículos de Tracción Mecánica, te asustes y creas que no lo tienes abonado. Pero tranquilo: se trata de lo que conocemos como Impuesto de Circulación, que se abona anualmente durante el tiempo de vida útil de tu moto y es obligatorio, universal y perpetuo. No debe confundirse con el Impuesto de Matriculación, pues este segundo es un pago que se hace de manera única y solo cuando se adquiere una moto de primera mano, que no tendrás que volver a pagar a menos que solicites una nueva matrícula.

 

El Impuesto de Circulación debe ser abonado por el titular del vehículo o cualquier persona en su nombre, lo que significa que si la moto es de segunda mano este impuesto debió haber sido pagado previamente por su anterior dueño. En caso de que demos de baja la moto, podemos solicitar al Ayuntamiento que nos devuelva parte de este impuesto. Por otro lado, es necesario recordarte que, aunque no se trate de un impuesto, sí es obligatorio contar con un seguro de moto, tal como indica Ley sobre la Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor. 

 

El único tipo de moto que se libra de pagar este impuesto es la considerada “moto clásica o histórica”, que debe cumplir con el Reglamento de Vehículos Históricos, tener una antigüedad mínima de 30 años desde su fecha de fabricación (o desde la fecha de su primera matriculación, en caso de que no pueda comprobarse el año de fabricación), ser una moto de colección y estar incluida en Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español. 

 

Cómo sé si mi moto debe abonar impuestos

Todos los impuestos obligatorios deberán abonarse en el Ayuntamiento donde esté inscrita dicha moto. Por consiguiente, la forma más sencilla de comprobar si la tuya debe alguno es entrar directamente a la página del Ayuntamiento de tu ciudad o en la página de la Dirección General de Tráfico y solicitar la petición de impuestos facilitando el número de bastidor de tu moto y la matrícula. De esta manera también podrás comprobar los que pueden estar pendientes o próximos de pago.

 

El abono de los impuestos de tu moto es una obligación fiscal, que permite a su vez el mantenimiento de vías públicas y otros elementos relacionados a la circulación de vehículos de motor. No pagarlos puede implicar sanciones económicas, penalizaciones extra por el retraso de los pagos e incluso la inmovilización de la moto.