Qué cubre Todo Riesgo

Pongámonos en situación. Ya has comprado el coche de tus sueños, ese que te va a convertir en el rey o la reina del barrio. Has valorado todos los pros y contras de adquirir ese coche que tanto te gusta, y has ahorrado el dinero suficiente para hacerte con él. No puedes conducir sin seguro, así que barajas opciones. Te ha costado mucho conseguir el capital, por lo que quieres algo que cubra lo máximo posible ante cualquier contratiempo.

Además de un seguro obligatorio para tener permiso de circulación, conviene saber qué cubre el seguro a todo riesgo para contratarlo y poder circular con la mayor seguridad posible. 

El seguro a todo riesgo cubre los daños que el coche del asegurado pueda ocasionar a terceros y una cobertura para los daños del automóvil del tomador. En Allianz contamos con este tipo de póliza y la dividimos en 2 tipos: con franquicia y sin franquicia.

·       Por un lado, si el asegurado elige la póliza con franquicia pagará menos, pero tendrá que asumir hasta una cierta cantidad de dinero ante cualquier siniestro. Llegados a esa cantidad, el seguro se hará cargo de los gastos que vengan.

·       Por otro lado, con el seguro a todo riesgo sin franquicia, la compañía se hace cargo de absolutamente todos los gastos que implique un siniestro. La prima se encarece, pero supone un importante ahorro en caso de accidente.

Se ha puesto de moda en los últimos años contratar un seguro a terceros en lugar de a todo riesgo. Elegir una opción u otra dependerá de cada persona y su bolsillo. Muchos eligen el seguro a terceros pensando que es más económico y están ahorrando y, si ocurre un accidente pueden perder más dinero o afrontar compromisos de pagos.

No obstante, conviene realizar un estudio importante antes de tomar la decisión final. En Allianz tenemos profesionales cualificados para analizar tu caso y aconsejarte el seguro que se ajuste mejor a tus posibilidades económicas, al mismo tiempo que cubra todas tus necesidades.

Allianz siempre busca ofrecer lo mejor a sus asegurados, considerando la relación comercial como un vínculo basado en la confianza bilateral.

Como ya te hemos adelantado, la gran diferencia entre un seguro a todo riesgo y uno a terceros es que el seguro a terceros solo cubre el daño que se puede ocasionar a otros conductores, mientras que el seguro a todo riesgo cubre también los daños propios.

Compartimos una lista con las coberturas que incluye Allianz en su seguro a todo riesgo:

Responsabilidad Civil obligatoria, Responsabilidad Civil complementaria, Indemnización y reclamación de daños, Cobertura en accidentes del conductor, asistencia de viaje, en caso de retirada del carnet de conducir y pérdida de vigencia, rotura de cristales, asesoría por multas, coche de sustitución por arreglos mecánicos, cobertura en caso de incendio o explosión, cobertura en caso de daños por fenómenos naturales, robo, daños por vandalismo o impactos violentos e intereses del préstamo para reparación del vehículo.

Se presume mucho del seguro a todo riesgo como si fuera “todopoderoso”, pero lo cierto es que hay algunos aspectos que no están contemplados en la póliza más completa del mercado. 

Los accidentes en estado de embriaguez o bajo los efectos de las drogas, conducción del asegurado con carnet sin vigencia, en vías no habilitadas para conducir, accidentes ocasionados por conductores sin experiencia, menores de 25 años o con menos de 2 años con el carnet no están cubiertos.

Antes de contratar un seguro a todo riesgo, conviene leer bien la letra pequeña para conocer bien nuestros derechos y deberes.

Por otro lado, si el tomador del seguro tiene una camper o vehículo comercial de empresa, tiene a su disposición un seguro todo riesgo de furgonetas de Allianz para llevar, de manera segura, su mercancía.

#coberturas #seguros #segurodecoche #todoriesgo
En Allianz tenemos una amplia gama de seguros. ¡Consúltalos!
¿Necesitas contactar con nuestro servicio de atención al cliente? Llámanos
Tenemos un asesor experto cerca de ti. Encuentra el tuyo.