Pérdida de escrituras originales: ¿Qué hago? ¿Lo cubre el seguro?

30/11/2023
Pérdida de escrituras originales: ¿Qué hago? ¿Lo cubre el seguro?

La escritura de una vivienda es un documento que se obtiene ante notario para garantizar la seguridad jurídica de las dos partes de la compraventa de una propiedad. Es en este documento donde se recogen todas las condiciones pactadas para llevar a cabo el proceso de venta, como la persona que debe hacerse cargo de los gastos de la operación, el precio del inmueble y las cargas del piso.

Además, la escritura de la vivienda es necesaria para certificar el cambio de titularidad del inmueble en el Registro de la Propiedad y evitar conflictos con terceros.

Lo primero que debes saber es que la escritura original de la propiedad siempre estuvo en manos del notario con el objetivo de evitar falsificaciones y manipulaciones. De hecho, los propietarios suelen poseer una copia autorizada de las escrituras que tiene la misma validez legal que las originales.

No obstante, si has sufrido la pérdida de las copias originales, no te alarmes: puedes obtener una copia en la notaría donde esté archivada de forma permanente. Así que bastará con acudir al notario y solicitar una segunda copia.

Eso sí, si se trata de un tema de herencias, el notario te solicitará algunos comprobantes antes de expedir la copia de las escrituras originales perdidas, como el certificado de defunción del propietario o el testamento.

No obstante, puede ocurrir que firmases las escrituras hace mucho tiempo o que no recuerdes dónde lo hiciste. En este caso, tendrás que recurrir al Registro de la Propiedad, donde podrás solicitar una Nota Simple Registral para acreditar a quién pertenece la vivienda.

Para solicitar la Nota Simple Registral será necesario acudir al Registro de la Propiedad al que pertenece la vivienda. Este proceso suele tomar menos de 48 horas y refleja las hipotecas y gravámenes relacionados con el inmueble, así como la titularidad de la vivienda y los datos de la notaría donde se firmó la escritura.

También es posible solicitar la Nota Simple en la página web oficial de la Asociación de Registradores de la Propiedad. Para ello, tan solo tendrás que introducir el número de DNI, NIE o CIF del titular del inmueble.

Puede ser que la notaría donde firmaste la escritura de la vivienda ya no exista o que el notario haya fallecido. En estos casos, debes saber que siempre se debe conservar y guardar las escrituras y los protocolos del compañero. Por tanto, el siguiente paso será averiguar quién es el nuevo notario.

A menudo, la fórmula más rápida para descubrir qué notario posee las escrituras de tu propiedad es contactar con un notario cercano. No obstante, si vives en una ciudad grande, te recomendamos preguntar en el banco donde firmaste la hipoteca o contactar con el Colegio Notarial. Esta última es la opción más segura, pero también la más lenta.

Además, una vez encuentres al notario que conserva las escrituras de la propiedad, tendrás que señalar la fecha en la que se escrituró la casa y la fecha en la que se firmó el documento.

Por otra parte, si has sufrido la pérdida de las escrituras originales, debes saber que puedes solicitar dos copias diferentes:

 

  • Autorizada: esta copia tiene el mismo valor que la escritura original. La firma del notario que la expide garantizará que la escritura es autorizada.
  • Simple: es un duplicado no firmado y, por ende, no cuenta con la misma validez que la escritura original. Con estas escrituras es posible realizar trámites como pagar los impuestos.

Si bien el coste de la copia de las escrituras no es muy elevado, dependerá de distintos factores, como el tipo de copia, el número de hojas y la antigüedad del documento. De hecho, algunos seguros de hogar incluyen la reposición de documentos entre sus coberturas.

Si se trata de una copia autorizada, el precio de la misma ronda los 3 euros por hoja. En cambio, si se trata de una copia simple, el precio se reduce en torno a los 0,60 euros por hoja. Además, si los documentos han superado los 5 años de antigüedad, se sumará por derecho de custodia 0,60 euros al coste por cada año.

Descubrir que has perdido las escrituras de la vivienda puede ser un momento tenso y desagradable. Sin embargo, recuerda que la pérdida de las escrituras originales no supone ninguna consecuencia legal y que siempre puedes recurrir a la notaría para conseguir una copia autorizada.

 

#consejoshogar #segurohogar #escriturasvivienda

¿Te llamamos?
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo
Asesoramiento jurídico y médico
De lunes a jueves de 9h a 19h y viernes de 9h a 18h